COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07  

Media hora tardó Inés Peralta para entrar al estacionamiento del centro comercial donde tenía cita pautada en una entidad bancaria. No era fin de semana, el lugar estaba prácticamente desolado. Pero el retraso fue imposible de evitar. Al acercarse se dio cuenta que, como casi todos sus padecimientos diarios, el problema obedecía a la crisis económica del país y a los controles del Gobierno. Solo una de tres máquinas automáticas instaladas en el lugar estaba operativa. La falta de repuestos y una tarifa congelada desde hace dos años ha condenado a la quiebra al sector.

50% de los equipos de los estacionamientos está en funcionamiento. El resto paga las consecuencias de la falta de inversión que deben recibir cada seis u ocho meses, para el mantenimiento y reposición de algunas piezas, ante la falta de recursos derivado de un servicio por el que se cobra hasta 94% por debajo de lo necesario para cubrir estructuras de costo.

José Rafael Baldó, vicepresidente de la Asociación Nacional de Propietarios y Administradores de Garajes y Estacionamientos (Anpage), explicó que las empresas afiliadas ya no pueden asumir lo que representa el pago de salarios y sus beneficios de ley. En 2014, cuando la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) autorizó el último ajuste de tarifas el bono de alimentación era de mil 333 bolívares y ahora está en más de 42 mil bolívares, mientras que el sueldo mínimo no llegaba a cuatro mil y ya se ubica en 22 mil 576.

A eso hay que sumarle el valor del dólar que se ha incrementado en 53 veces al pasar de 12 a 645 bolívares. “Nosotros aunque prestamos un servicio en Venezuela dependemos de insumos básicos que son importados como los repuestos para nuestros sistemas automatizados”. Hasta en 263% se ha elevado el precio del rollo de papel químico empleado para los tikets, y que por ser importados registran un nivel de escasez de 80%. Se calcula también un 466% de incremento en repuestos y componentes eléctricos y de computación.

Los administradores de estacionamientos también deben pagar por alquiler y condominio, además de gastos en bolívares para la demarcación constante de los puestos con pintura y la sustitución de luces. “Para cambiar cinco bombillos en una casa se debe pagar hasta 35 mil bolívares. El Gobierno debe imaginar lo que significa comprar entre 500 y 600 que es lo que nosotros necesitamos, además de cables y sistemas anti incendios”.

LA TARIFA

Desde el 20 de octubre de 2014, de acuerdo a la providencia administrativa 056-2014 de adecuación de precios justos de estacionamientos y garajes de la Sundde, las tarifas que se pagan oscilan entre 3,2 y 13,8 más IVA, según las características particulares de cada empresa. El ajuste se hizo tras dos años de un precio congelado de 4,48 bolívares por hora.

Ese valor ha quedado totalmente rezagado. Baldó indicó que se necesita una tarifa entre 220 y 230 por cada 60 minutos solo para cubrir gastos operativos. De lo contrario las consecuencias serán cada vez más negativas. Hasta la fecha ocho mil empleos se han perdido en el sector, lo que es igual a 38,1% de la nómina total.

Sin autorización de la Sundde en algunos estacionamientos se cobra más de lo establecido. Hay carteles en la mayoría que indican una tarifa plana que va de 80 a 100 bolívares. “Cada quien lo hace asumiendo sus propios riesgos. Pero se hace por necesidad porque no tiene sentido cobrar 13 bolívares por una hora cuando desglosado el costo es superior a los 200. No se puede seguir trabajando a pérdida”.

En marzo Anpage entregó a autoridades de la Sundde los recaudos y todos los soportes de estructuras de costo. Aún están a la espera de ser convocados a las mesas técnicas para la discusión y el ajuste de las tarifas a la realidad. Semanalmente intentan tener una reunión, pero no ha tenido respuestas.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.