COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Cada día eran menos los pacientes que atendía Ximena Rodríguez. En cinco años logró ver crecer el número de su cartera de clientes que se ubicaba entre 40 y 50 al mes. Le iba bien. Pero desde hace un año las visitas a su consultorio odontológico disminuyeron considerablemente. Pocos podían pagar el aumento de los precios de los tratamientos y cada vez se le hacía más difícil a ella conseguir los insumos e implementos básicos para seguir trabajando. Así que antes de que finalizara el primer semestre de 2016 bajó la santamaría de su negocio como lo hizo 70% del sector en Carabobo.

Es una situación compleja. Tibisay Gómez, presidenta del Colegio de Odontólogos en la región, detalló que por un lado ninguna persona que perciba sueldo mínimo, como la mayoría de la población, tiene la capacidad de cancelar entre 15 mil a 20 mil bolívares por una resina pequeña o mediana, que es uno de los servicios más comunes. “Por eso es que la asistencia a las consultas bajó entre 80% y 90% durante los últimos meses”.

Pero por el otro lado la escasez en todo tipo de instrumentos ha dificultado la práctica de la profesión. En el mercado no se consigue guantes, anestesia, aguja, gasas, ni material para elaborar las prótesis. Y los precios de los equipos se han incrementado en más de 100%. Reponer una turbina puede costar alrededor de 200 mil bolívares. “Los espejos, fórceps, pinzas y exploradores están por las nubes. Los proveedores dicen que como no hay asignación de divisas no pueden tener producción ni distribución”.

La consecuencia directa de esta situación, más allá del cierre de consultorios, está en la salud bucal del venezolano, porque sin una correcta masticación no puede haber una buena digestión. Además, se pone en riesgo a pacientes como los hipertensos ya que no hay en el mercado anestesia local para quienes padecen de esa patología, y a los diabéticos que no pueden someterse a una extracción sin ese producto.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.