COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Henry Ospina pasa a diario por las líneas de producción de FCA-Chrysler para llegar a la oficina del sindicato. La mirada se le pierde entre las maquinarias estáticas, apagadas desde diciembre, capaces de ensamblar 14 mil unidades al mes y hoy estériles. Observa el área de armado de los Forza y las Cherokee, respira profundo y sigue caminando. No hay nadie en la empresa. Es una imagen que seguirá viendo en primera fila hasta el último trimestre del año, cuando se espera la manufactura de 500 vehículos, que es igual a 3,57% de la capacidad de la firma en Venezuela.

Las limitaciones son estrictas. Ya desde el Ejecutivo la situación se dejó clara: no se asignará un dólar a la industria automotriz durante 2016. El autoabastecimiento de divisas es la única opción planteada sin mayores detalles y cada empresa estableció acuerdos particulares con el Gobierno.

En FCA-Chrysler el planteamiento fue emular el mecanismo de garantía de al menos los puestos de trabajo que puso en marcha Ford Motors de Venezuela desde enero de 2015, según confirmó Ospina, quien es secretario de reclamos del sindicato. Se trata de lograr que los propietarios de los concesionarios de la firma inviertan en dólares, para que la transnacional con su licencia de importación adquiera el material de ensamblaje (CKD, por sus siglas en inglés).

Una vez en puertos venezolanos los insumos van directo a la planta para que se fabriquen los automóviles encargados, y luego son comercializados en la moneda extranjera. Se estima que sea entre septiembre y octubre que se comience el ensamblaje tomando en cuenta que se requiere cerrar los acuerdos con los posibles inversionistas, que los proveedores construyan las piezas y que se necesitan al menos 120 días desde que se hace la cancelación para que lleguen al país.

En Venezuela hay 39 concesionarios de los que cinco están instalados en Carabobo. Bajo este esquema se estima que sean entre 400 y 500 las unidades manufacturadas en un trabajo que activará las líneas por las que pasa Ospina a diario.

Pero se trata de una labor que en un cronograma habitual se culmina en tres días. Solo por ese lapso la nómina estará en sus puestos. De resto se mantendrán en sus casas como lo han estado desde hace más de cuatro meses cobrando salario básico, beneficio del que podrían prescindir si se admite en la Inspectoría César “Pipo” Arteaga de Valencia la solicitud de suspensión laboral por 60 días introducida por la firma, cuyo flujo de caja alcanza para cubrir gastos de nómina hasta mayo.

CAÍDA PROGRESIVA

El jueves 17 de marzo desde Miraflores el presidente Nicolás Maduro junto al vicepresidente para el área económica, Miguel Pérez Abad, firmó el Plan Nacional de Reactivación de la Industria Automotriz con los presidentes de las ensambladoras con plantas en Venezuela sin ofrecer mayores detalles.

Desde octubre de 2014 a los proveedores de  las piezas importadas de las ensambladoras no se les adjudica ni un dólar. La liquidación de esos 131 millones 677 mil dólares aún no ha sido liquidada al 100%, y ha sido con el depósito irregular de esos recursos que las plantas se mantuvieron operativas a baja capacidad con largos períodos de paralización hasta 2015.

Solo 18 mil 300 unidades se ensamblaron durante el año pasado entre las siete plantas privadas instaladas en el país de acuerdo a cifras de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), lo que es igual a 96,28% menos que en 2007 cuando la industria tuvo su mayor pico de manufactura al armar 491 mil 899 vehículos. Desde ese año la caída ha sido progresiva.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.