COMPARTE

EFE

La organización Amnistía Internacional (AI) criticó este jueves a las autoridades venezolanas por sus “políticas obstinadas” y por no reconocer la emergencia económica y la crisis humanitaria que afectan la nación.

“La negación casi obsesiva de las autoridades venezolanas de que la emergencia económica implica una crisis humanitaria en el país, su falta de autocrítica y su empeño por no solicitar ayuda internacional están poniendo las vidas y derechos de millones de personas en alto riesgo”, señaló AI tras una visita a la región.

La ONG explicó que la delegación que viajó al país habló con autoridades, organizaciones de la sociedad civil, defensores de derechos humanos, abogados y sobrevivientes a violaciones de derechos humanos en Caracas, Guarenas y en Táchira, estado fronterizo con Colombia.

Según la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, “las políticas obstinadas están afectando seriamente millones de vidas”.

Esta precaria situación se debe a una “combinación letal” de falta de comida y medicinas con unos “altísimos niveles de criminalidad”, y “persistentes violaciones de derechos humanos”.

También en “políticas que se enfocan en asegurar que las personas no se quejen en vez de responder a sus pedidos desesperados de ayuda, es la receta perfecta para una catástrofe épica”, consideró la representante de Amnistía.

“El Gobierno del presidente (Nicolás) Maduro, la oposición, empresarios, gremios y la comunidad internacional deben participar de manera urgente de un diálogo” para implementar mecanismos y ayudar al pueblo venezolano, apuntó Guevara-Rosas.

En su visita, la organización comprobó varios de los problemas que azotan al país.

Sobre el desabastecimiento de alimentos, explicó que hay una alta tasa de inflación y productos regulados, pero que estos a menudo no están disponibles y han de buscarse en el mercado negro, a “precios prohibitivos” para los sueldos locales.

Varios testigos dijeron a AI que habían reducido la cantidad y variedad de comida consumida, y doctores de distintos hospitales hablaron de un aumento de casos de desnutrición.

“No hay ninguna excusa para que la gente pase hambre en Venezuela. Si la falta de alimentos es causada por incompetencia de funcionarios o por individuos inescrupulosos, es tiempo de cambiar las recetas que no están funcionando”, dijo Erika Guevara-Rosas.

Sobre los medicamentos e insumos hospitalarios básicos, personal sanitario declaró a AI que el desabastecimiento “está teniendo un efecto devastador sobre su habilidad de tratar a pacientes y salvar vidas”.

Faltan recursos básicos, pero también drogas para tratar enfermedades potencialmente letales como el cáncer y el VIH.

Según Datanalisis, una encuestadora venezolana, el desabastecimiento de alimentos y medicinas puede llegar hasta el 80 %.

Otras de las mayores problemáticas detectadas por la ONG es el mal uso del sistema de justicia, que ha sido “incapaz” de abordar el crimen, con una de las tasas más altas de toda la región, y en cambio criminaliza a quienes “se atreven a levantar la voz contra las políticas de Gobierno”.

“Venezuela no tiene un sistema institucionalizado para proteger efectivamente a defensores de derechos humanos, incluyendo periodistas, abogados y jueces que reciben amenazas o cuya vida corre peligro” por su labor, recordó el escrito, que señaló que en las protestas antigubernamentales fallecieron 43 personas en 2014.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.