COMPARTE

EFE

Al menos 55 personas han muerto y otras 575 han resultado heridas en el centro de Camerúnal descarrilar este sábado un tren de pasajeros que cubría la ruta entre Yaundé y Duala, según información del Ministerio de Transportes recogida por la Radiotelevisión Camerunesa.

Según la misma fuente, 14 personas permanecen atrapadas en el interior de los vagones, por lo que el balance final de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas.

El siniestro se produjo alrededor de las 11.00 hora local (10.00 GMT) cerca de la estación de la localidad de Eseka, en cuyo hospital han sido atendidos los heridos.

En el tren -un Intercity que unía la capital política del país, Yaundé, con la capital económica, Duala- viajaban entre 1.200 y 1.300 personas.

La empresa ferroviaria estatal de Camerún, Camrail, no ha dado información hasta el momento de las causas del accidente, y fuentes de la compañía han declarado a la prensa local que es “demasiado pronto” para establecer lo ocurrido.

Cuatro ministros del Gobierno camerunés se han desplazado durante el día de hoy al lugar de la tragedia, y el presidente del país, Paul Biya, ha dado el pésame a los familiares de los fallecidos, a quienes ha prometido asistencia y apoyo.

El descarrilamiento ha afectado a la comunicación por vía terrestre entre las dos principales ciudades del país, y las autoridades trabajan para ofrecer alternativas al transporte entre estos dos puntos.

La compañía aérea nacional, Camair, ha programado varios vuelos extra entre Yaundé y Duala.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.