COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]

La Toma de Venezuela en Carabobo se haría con dos marchas. Una de las movilizaciones fue de los
estudiantes, cuyo permiso lo pidió la propia rectora de la Universidad de
Carabobo (UC), Jessy Divo. Arrancaría desde el arco de Bárbula e iría en línea
recta hasta el rectorado, en la avenida bolívar, de 9:00 a.m. hasta las 12:00 p.m. La otra, promovida por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que se haría
desde la intersección de las avenidas Cedeño y Bolívar y debió culminar en el
Tijerazo, en esta última avenida, solicitada por Carlos Santafé, secretario
ejecutivo regional de la organización. “Mi despacho permisó las dos marchas y
enseguida tomamos las medidas de seguridad correspondientes”, aclaró la tarde
del jueves Santiago Rodríguez, alcalde encargado de Valencia.

Pero algo pasó. Un grupo de alguna de las dos movilizaciones —Rodríguez
no puede asegurar cuál— se dirigió hacia la autopista del Este. “Es público que
cuando la marcha de la MUD llegó al Tijerazo, los dirigentes opositores pedían
que cruzaran hacia el Shopping Center. Pero había un grupo que gritaba
¡autopista, autopista!”, relata el alcalde en conversación telefónica con El
Carabobeño. A su juicio, este grupo que rompió el protocolo no tenía nada que
ver con la MUD
. “Era gran cantidad de gente, un río. Ahí es donde lamentablemente
un grupo tomó la autopista”.

La Policía de Valencia es un órgano administrativo, explica. No está
diseñado para la represión.
Un piquete, sin embargo, se dispuso en la esquina
del Tijerazo. “Sin escudos, sin bombas lacrimógenas, y fue ampliamente superado
por la gente que iba a la autopista.
Esto lo condenamos. No puede haber ningún
tipo de manifestaciones violentas”. Rodríguez dijo que un puñado de
manifestantes dañó el patrimonio público, al despegar y atravesar avisos,
quemar objetos y obstaculizar la vía. “¿Decir cuál de las dos marchas tuvo
desobediencia? No podría especificar cuál”.

Este jueves el gobernador Francisco Ameliach, en un mitin político,
condenó la actitud de Rodríguez por la violencia que se generó después de la
marcha. Les llamó “hechos de violencia que la MUD permitió ayer. Y nosotros
no vamos a seguir permitiéndolos”. El gobernador citó el artículo 68 de la
Constitución que consagra el derecho de manifestarse públicamente siempre y
cuando sea de forma pacífica. “No basta que un dirigente que firmó un permiso
para marchar se pare, en el rectorado y diga: ‘Bueno,  yo declaro desde
aquí,  que hemos cumplido con la marcha. Yo me voy para mi casa a beber
whisky y lo que pase de aquí para adelante no es responsabilidad mía’. No
señores, ¡es responsable!”. Ameliach solicitó al Ministerio Público (MP) que
inicie una investigación por el desvío y posterior violencia
—obstaculización
de vías— que se generó en la que para él fue la marcha de la MUD.

Ameliach recordó que hay un recurso de interpretación del Tribunal
Supremo de Justicia del 24 de abril de 2014, el que se según él, los alcaldes
están obligados a solicitar al MP una investigación penal cuando una marcha
permisada o no, devengue en hechos ilícitos. “Pido a los de la oposición que
sea responsable de sus actos”. Ese recurso de interpretación fue interpuesto
por el alcalde de Guacara, Gerardo Sánchez, asistido por el abogado Hermann
Escarrá.

Rodríguez comentó a El Carabobeño que no pidió una investigación al
Ministerio Público.
En cambio, remitió información fotográfica y documental
sobre las incidencias de las marchas y sus solicitantes (Santafé y Divo)
apegados a la sentencia 274 de la Sala Constitucional del TSJ.

 

 

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.