COMPARTE

EFE

Los candidatos a las elecciones
municipales del domingo en Brasil concluyeron hoy su campaña para unos
comicios que renovarán el mapa político municipal del país tras la
destitución de Dilma Rousseff y en el que los aliados del actual
presidente, Michel Temer, aparecen como favoritos.


Las encuestas de intención de voto divulgadas hasta este sábado
señalan el favoritismo en las principales ciudades de los candidatos de
los partidos que apoyan a Temer,
que asumió como presidente con plenos poderes el 31 de agosto luego de
que el Senado destituyera a Rousseff tras considerarla responsable de
irregularidades fiscales.

Los sondeos, en cambio, prevén que
el Partido de los Trabajadores (PT), la formación de Rousseff y de su
antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva, sufrirá este
domingo su mayor descalabro en unas elecciones municipales en los
últimos veinte años, por lo menos en las mayores ciudades del país.

Según diferentes analistas, el PT pagará el domingo por el desgaste
provocado por 13 años en el poder, por la mayor recesión sufrida por
Brasil en las últimas décadas y que dejó a 12 millones de desempleado
s,
por las numerosas denuncias de corrupción que salpican al partido y por
la radicalización generada por el proceso que concluyó con la
destitución de Rousseff.

Un estudio divulgado esta semana por
el analista político Fernando Rodrigues con base en las encuestas de
intención de voto en las 93 mayores ciudades del país, lista que incluye
a las 26 capitales regionales del país y otros 67 municipios con más de
200.000 electores, muestra que el PT solo tiene cinco candidatos con
posibilidades de vencer las elecciones el domingo o de ir a una segunda
vuelta el 30 de octubre.

Si vence al menos esas cinco
alcaldías, el PT conseguirá menos de la tercera parte de los 17
gobiernos municipales que obtuvo en las municipales de 2012. Hoy solo
gobierna en 13 de las grandes ciudades debido a que cuatro alcaldes
abandonaron la formación.

Será su peor desempeño en unas
municipales desde 1996, cuando conquistó las alcaldías de 9 de las 93
mayores ciudades de Brasil, número que elevó a 22 cuatro años después.
En 2004, con Lula ya como presidente del país, el PT venció las
elecciones en 21 de las grandes ciudades y en 2008, en su auge, alcanzó
25 alcaldías.

El PT tan solo tiene un candidato competitivo en
Río Branco, capital del estado de Acre y en donde el alcalde Marcus
Alexandre puede ser reelegido en la primera vuelta, según los sondeos.

Los candidatos del partido de Lula en otras cuatro ciudades pueden ir
a la segunda vuelta el 30 de octubre, ya que comparten el liderato en
las encuestas con rivales.

Pero los sondeos indican que la
otrora formación oficialista será derrotada en Sao Paulo, la joya de la
corona por ser la mayor ciudad del país. El actual alcalde de Sao Paulo,
Fernando Haddad, un correligionario y exministro de Lula, no aparece ni
entre los tres primeros favoritos.

Por su parte, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), liderado por Temer,
conseguirá, según las encuestas, elevar su número de alcaldes en las
grandes ciudades desde los 11 elegidos en 2012 hasta posibles 18 el
domingo.

El PMDB es la mayor fuerza electoral del país y
tradicionalmente el más votado en todas las municipales, pero su poder
estaba concentrado en las pequeñas ciudades del interior y nunca había
sido tan competitivo en los grandes centros urbanos.

El mayor
vencedor de las elecciones el domingo al parecer será el Partido de la
Social Democracia Brasileña (PSDB), que gobernó Brasil con Fernando
Henrique Cardoso entre 1995 y 2002 y que después, con el PT en el poder,
se convirtió en la mayor fuerza de oposición.

Los sondeos indican que el PSDB, que pasó a ser uno de los principales partidos de apoyo a Temer
y ganó tres puestos en el Gabinete ministerial, puede conquistar las
alcaldías de 22 de las 93 mayores ciudades de Brasil, frente a las 19
que obtuvo en 2012 y a las 14 de 2008.

“El PSDB tuvo en las
ciudades con más de 100.000 electores un crecimiento de las candidaturas
competitivas de cerca del 30 % frente a las municipales de 2012, en
tanto que el PT tuvo una caída del 50 %”, afirmó el presidente del PSDB,
el senador Aecio Neves.

Neves, el candidato derrotado por
Rousseff en la segunda vuelta de las presidenciales de 2014 y que ya es
señalado como uno de los favoritos para las presidenciales de 2018,
destacó que el PSDB es favorito a las alcaldías de Sao Paulo y Belo
Horizonte, dos de las tres mayores ciudades del país.

Las 93
mayores ciudades del país, en las que puede haber segunda vuelta en caso
de que ningún candidato obtenga más de la mitad de los votos el
domingo, cuentan con 54,5 millones de electores, es decir el 37,8 % de
los brasileños convocados a las urnas.

Un total de 16.565
candidatos disputan este domingo los votos de los 144,4 millones de
electores por las alcaldías de los 5.568 municipios del país, en tanto
que 463.376 aspirantes a concejal optan por las 310.062 plazas en juego
para legislador municipal

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.