COMPARTE

AFP

Sam Allardyce, el entrenador de la selección inglesa de fútbol destituido el martes por unas confesiones comprometedoras a unos periodistas encubiertos, dijo este miércoles haber cometido “un error de juicio” y haberlo pagado.

“Cometí un error de juicio y he pagado las consecuencias”, afirmó frente a su casa, en sus primeras declaraciones en persona a la prensa después de ser despedido tras dos meses y un solo partido en el cargo.

“La trampa funcionó”, añadió.

Ante unos periodistas del diario The Daily Telegraph que se hicieron pasar por empresarios futbolísticos asiáticos, en una escena grabada con cámara oculta, Allardyce explicó cómo sortear la prohibición de que las empresas compren a jugadores, y aceptó ser embajador de la firma de los directivos ficticios por Asia a cambio de una suculenta suma de dinero.

“Creo que, tras haber reflexionado, hice una tontería”, añadió. “Estaba tratando de ayudar a alguien que conozco desde hace 30 años”, se justificó.

El exentrenador del West Ham y el Bolton, que tiene 61 años, dijo que no sabía si iba a retirarse.

La Federación Inglesa (FA) justificó el despido porque la conducta de Allardyce “fue inapropiada para un seleccionador inglés”.

“Debido a la gravedad de sus acciones, la FA y Allardyce han llegado a un acuerdo para poner fin a su contrato de manera inmediata”, añadió.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.