COMPARTE

AP

Amnistía Internacional y las autoridades argentinas repudiaron este lunes el violento ataque perpetrado contra las
instalaciones de la redacción del diario digital Tiempo Argentino
en Buenos
Aires.

Periodistas
denunciaron que las oficinas del medio de comunicación fueron ocupadas por
desconocidos encabezados por el empresario Mariano Martínez Rojas, quien se
considera dueño de ese diario digital y de Radio América, cuyas instalaciones
están situadas en el mismo edificio.

Los denunciantes
aseguraron que la policía permitió que
ese grupo de agresores permaneciera cerca
de cuatro horas en el lugar.

“Un grupo encabezado
por Martínez Rojas ingresó al edificio por Radio América y rompió la puerta que
comunica la emisora con nosotros. Aquí estaban tres compañeros que fueron
agredidos y obligados a salir”, explicó a la agencia oficial de noticias
Télam Javier Borelli, presidente de la Cooperativa Por Más Tiempo, que desde
abril gestiona la publicación del semanario.

El periodista
indicó que “estos tres compañeros estaban aquí porque desde que comenzó el
conflicto tras el no pago de nuestros salarios y el vaciamiento de la empresa el Ministerio de Trabajo nos encomendó
formalmente la guarda del lugar y de los bienes inmuebles
“.

Los compañeros de
los agredidos agolpados en la puerta del edificio donde funcionan los dos
medios lograron finalmente que la policía aceptara su ingreso. Algunos de los
agresores huyeron por los tejados de edificaciones cercanas.

Los trabajadores de
Tiempo Argentino, que en medio de la crisis que atenaza a su medio decidieron
armar una cooperativa, denunciaron que unas
20 personas entraron durante la madrugada a la redacción
y luego de sacar
por la fuerza y con intimidaciones a quienes estaban adentro rompieron muebles, computadoras y
documentación
. Las imágenes con las muestras de la agresión fueron
difundidas por periodistas en las redes sociales.

El incidente
ocurrió en el marco de un conflicto entre el que sería actual propietario de
ambos medios y sus antiguos dueños, Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, que dejaron
de pagar los salarios en diciembre. Pocos meses después, se difundió que
Martínez Rojas había comprado Tiempo Argentino y Radio América.

Gustavo Cirelli,
director de la publicación, dijo al respecto que “nunca hemos visto ningún
papel que demuestre esa operación… Tampoco
nos han pagado los salarios adeudados ni se abonaron las deudas con proveedores

que tenía Tiempo. Es más, el propio Martínez Rojas frenó la impresión del
diario en su momento”.

La Secretaría de
Comunicación Pública argentina se solidarizó con los integrantes de la
redacción “víctimas desde hace meses del accionar irresponsable de un
grupo de empresarios”.

Mariela Belski,
directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, dijo por su parte que
“el ataque a los periodistas del diario Tiempo Argentino es un ataque a la libertad de expresión.
Los periodistas son una voz vital para el ejercicio del derecho a la
información, un derecho esencial para la vida en democracia”. Tiempo
Argentino funciona como diario digital y semanario impreso.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.