COMPARTE

Gerardo Rangel | @gerardorangelx

Habitantes del barrio Las Brisas, parroquia Miguel Peña, observan con preocupación cómo aumentan los hurtos de cables eléctricos. Esta situación ha afectado en menos de 15 días  a varias casas de esta comunidad.

Amparo Hernández salió a primera horas del dia a comprar algo de comida, cuando regreso en la tarde observó que no tenía electricidad, mientras sus vecinos si contaban con el servicio, al inspeccionar la casa, notó que el cable que suministra el fluido eléctrico a todo el hogar fue arrebatado.

Al preguntar a los vecinos nadie observó nada, al parecer es una banda que se dedica a cortar los cables, aprovechando las horas de cortes programados. “Me tocó sacar dinero prestado, para poder colocar otro cable” lamentó Hernández. Esta práctica está cobrando fuerza al sur de Valencia, el propósito de los delincuentes es vender el cobre en las recuperadoras de metales.

Por esta razón muchos habitantes de esta comunidad no pueden dejar sus hogares sin algún familiar que esté pendiente del inmueble.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.