COMPARTE

AFP

La selección argentina de fútbol ya tiene en el bolso el boleto a la semifinal de la Copa América Centenario, con nada menos que 14 goles en cuatro partidos para sostener su condición de favorita.

El conjunto dirigido por Gerardo ‘Tata’ Martino llegó a Estados Unidos como líder del escalafón mundial de la FIFA y con una constelación de astros entre los que se destaca, de forma excluyente, Lionel Messi.

En la Copa América, el conjunto albiceleste se clasificó a la semifinal de forma impecable, con cuatro victorias en cuatro salidas a la cancha, un fútbol de altísimo nivel y un promedio de más de tres goles por partido.

Los argentinos hilvanaron victorias sobre Chile (2-1), Panamá (5-0), Bolivia (3-0) y Venezuela (4-1), y ahora tienen por delante a Estados Unidos, en la semifinal.

– Cartas variadas –

Argumentos para sostener el favoritismo de la albiceleste no faltan.

Los 14 goles anotados en cuatro partidos están repartidos entre nueve jugadores, estadística que deja al descubierto que el equipo no depende de un único goleador.

El propio Messi jugó sus primeros 90 minutos completos en los cuartos de final, y aún sin él el seleccionado argentino mostró alto vuelo.

Esto fue posible porque el grupo de jugadores a disposición de Martino, más que el propio peso de sus nombres le brinda la oportunidad de introducir variables tácticas sin que el nivel de juego decaiga.

En el partido ante Venezuela, por ejemplo, Martino propuso en el primer tiempo un equipo con Messi por la derecha del ataque y Gonzalo Higuaín como referente de área, como centrodelantero nato.

Sin embargo, en el segundo tiempo, Martino situó a Messi como un centrodelantero retrasado, un ‘falso 9’, con Sergio Agüero por el frente de ataque en sociedad con Augusto Fernández por la derecha y Ever Banega o Erik Lamela por la izquierda.

Pero además Martino tiene otro as recuperándose en la manga, el habilidoso Ángel ‘Fideo’ Di María.

El jugador del Paris Saint Germain se recupera rápidamente de una lesión sufrida en el partido contra Chile, y su retorno al plantel titular brinda a Martino nuevas opciones y alternativas tácticas.

– Renovar ilusiones –

En ese cuadro, el desafío interno para el plantel argentino será administrar las presiones y expectativas vencedoras después de dos frustraciones en los dos últimos años.

En 2014 Argentina llegó a la final de la Copa del Mundo disputada en Brasil, para caer ante Alemania en el partido decisivo.

El año pasado, en 2015, el equipo alcanzó la final de la Copa América apenas para caer en el equipo de Chile en los tiros penales.

En la visión de Martino, Argentina precisa ganar un torneo como la Copa América Centenario para “que se reconozca que hace dos años están en todas las definiciones”.

Después de pasar por Venezuela, Martino destacó que los jugadores del equipo “renuevan las ilusiones”.

“No es fácil para una selección, especialmente a una que no le tocó ganar en los últimos dos años, llegar repetidamente al fin de semana final de cada competencia”.

Empujada por la jerarquía y la fuerza de sus goles, Argentina sigue soñando.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.