COMPARTE

Felícita Blanco

Con seis heridas punzo penetrantes en la espalda fue hallada muerta en su domicilio en La Pastora de Distrito Capital, Isabel Virginia Ávila Noguera (62), funcionaria jubilada de la Contraloría General de la República (CGR).

Unos vecinos notificaron a familiares de la dama, que personas desconocidas habían salido de la vivienda, signada con el número 29-20, ubicada en la segunda calle de El Polvorín.

Los testigos observaron entre 3 y 4 personas, una mujer incluida, que cargaban cosas.

Isabel Noguera vivía sola. Tenía dos hijos, que se independizaron, y cuatro nietos. Uno de sus hijos con un amigo entró a la casa por la parte trasera, a través de una escalera, porque la puerta principal estaba cerrada, y la encontraron en el baño.

La casa consta de un piso y una terraza en el segundo nivel. La vivienda estaba en completo desorden, lo que evidenciaba que registraron y robaron objetos de valor.

La señora Isabel trabajó en el departamento jurídico de la CGR y estaba jubilada desde 2007. Llevaba una vida normal, de ama de casa, compartía con sus amigas, era colaboradora, se entretenía en su computadora, salía de compras, era muy querida y respetada en su comunidad, por lo que este hecho ha causado honda conmoción.

Es posible que haya sido sometida cuando entraba o salía de su casa, o algún conocido le facilitó el ingreso a los criminales, y para no ser reconocido le quitaron la vida.

Un vecino lamentó que esta inseguridad que se está viviendo en toda Venezuela “nos está consumiendo, está acabando con los venezolanos. Uno siente temor por su familia, esto no se le desea a nadie”.

Con la señora Isabel Ávila ascienden a 54 las mujeres asesinadas en la Gran Caracas en lo que va de año.

Hasta este jueves, 438 cadáveres habían sido ingresados a la morgue de Bello Monte, y de miércoles a jueves contabilizaron 13.

Matan a adolescente de tiro en la cabeza

El menor Anthony Luces, de 17 años, fue asesinado de un tiro en la cabeza al mediodía del miércoles, cerca de su residencia, en el barrio San Miguel, de Petare.

El muchacho no estudiaba y estaba desempleado. Había ido al CDI de Petare a llevarle unas cosas a su abuela que labora como cocinera, y estaba llegando a su vivienda cuando lo interceptó un joven del barrio, discutieron y se escuchó el disparo. Los vecinos lo llevaron al hospital Domingo Luciani y avisaron a la familia. 

El autor del homicidio se fue del barrio, por lo que ignoran las causas del crimen. Freddy Romero dijo que su sobrino era el cuarto de seis hermanos, y solía realizar trabajos menores, a destajo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.