COMPARTE

Heberlizeth González C. / @heberlizeth

Omar llegó en un taxi a la casa de su expareja Lismar Carolina Román (36), en la calle principal del sector La India en Lagunita. “Vamos a subir para hablar diez minutos”, le dijo. Al poco tiempo se escucharon varias detonaciones. El sujeto le disparó a la mujer y luego se dio un tiro en el mentón.

Una joven familiar de Román, que antes conversa con ella en el porche de la casa, corrió a la calle a pedir ayuda pero no había nada que hacer: Lismar estaba muerta. Tenía tres disparos en el pecho. Omar también estaba tendido en el piso del cuarto que compartieron por unos cuatro años.

Cuando llegaron los detectives del Eje de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se percataron que el hombre estaba con vida. Lo trasladaron a un centro asistencial. Al sacarlo, familiares de la dama se abalanzaron sobre el vehículo donde era llevado en un intento de atacar al homicida. La indignación era evidente.

Efectivos de la Guardia Nacional, Policía de Libertador, Cicpc y Policía de Carabobo debieron intervenir para controlar la ira de familiares y vecinos.

Román tenía un mes, aproximadamente, de separación con Omar. Dejó tres hijos en la orfandad.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.