COMPARTE

Felícita Blanco

El transportista Eusebio Alexander Durán Chaparro, de 41 años, murió de un disparo de escopeta cuando descubrió a un delincuente cometiendo un robo en su residencia, ubicada en el sector Loma Grande, a la altura del kilómetro 4 de la carretera del Junquito, municipio Libertador.

Durán estaba separado de la esposa, vivía solo y pasaba los fines de semana con sus dos pequeños, de 9 y 10 años. El viernes no trabajó porque la camioneta estaba accidentada.

A las 8:00 de la mañana salió hacia la casa de un vecino, dejó a los niños jugando y cuando regresó encontró al delincuente que estaba cometiendo un robo, trató de impedirlo y recibió el tiro en el pecho.

El antisocial se había apoderado de los DS y los celulares. Los niños corrieron a avisarle al vecino y Durán Chaparro fue llevado al hospital Pérez Carreño, el delincuente huyó a pie por la parte trasera de la casa rumbo al sector Loma Andina, en el kilómetro 3.

Durán Chaparro era el cuarto de 9 hermanos, era socio y conductor desde hace más de 12 años de la línea de transporte San José-Cotiza-El Silencio.

“Lo que estamos viviendo es horrible, atracan las camionetas todos los días. Mi hermano fue una víctima más de la inseguridad y nadie hace nada”, dijo Nilsa Durán.

De viernes a sábado fueron ingresados siete cuerpos a la morgue y en lo que va del mes registran 401.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.