COMPARTE

Cristian Antonio Cooz

A eso de las 06:30 de la noche de este lunes, los encargados del frigorífico RG 2016 lavaban afanosamente con agua y jabón la sangre humana que caía en declive por la pequeña rampa embaldosada de la entrada del establecimiento y que iba a dar a la 2da avenida de la Vivienda Rural de Bárbula en el municipio Naguanagua.

Lo que había ocurrido, era que una hora antes, un ciudadano identificado como Orlando José Pimentel Palencia (47), fue brutalmente asesinado de un tiro en la cabeza y otro en el pecho, mientras estaba ante el mostrador pidiendo un kilo de carne molida.

Testigos circunstanciales del hecho, relataron que el homicida entró al local tras la víctima y que luego que este hiciera su pedido, le propinó dos balazos ante la estupefacción de los empleados del establecimiento.

Con la misma, el asesino salió de la carnicería y huyó supuestamente con otro compinche a bordo de la moto en la que habían supuestamente estado siguiendo los pasos a Pimentel Palencia.

Se supo de manera extraoficial, que no hacía mucho a Pimentel Palencia le habían asesinado un hijo y se cree que sus verdugos, fueron los mismos. Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la Subdelegación Las Acacias, llegaron al sitio para el levantamiento del cuerpo y para dar inicio a las averiguaciones.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.