COMPARTE

Felícita Blanco

En un enfrentamiento con funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana en Antimano, cayeron abatidos dos sujetos que estaban presuntamente implicados en el asesinato del oficial de la Policía de Caracas, Luis Revilla (36), quien se desempeñaba como escolta del entonces ministro de Educación, Héctor Rodríguez.

Oficiales de la división de Inteligencia y Estrategia observaron al grupo de sospechosos, les dieron la voz de alto y se registró una persecución por el sector El Cementerio. Dos de los hombres se metieron en una vivienda donde ocurrió el intercambio de disparos,  resultaron heridos y murieron en el hospital Pérez Carreño. En el sitio colectaron dos revólveres.

Los fallecidos eran conocidos como “Ricardito” y “Erick”, pertenecientes a las bandas de Leo y Lobito, implicados en diferentes delitos.

El 21 de enero de 2015, a las 7 de la mañana, el oficial Revilla, vestido de civil, se encontraba a bordo de su moto Vstrom en compañía de su esposa, en San Martín, detrás de la Maternidad Concepción Palacios, cuando fue abordado por unos sujetos que le dispararon y le robaron el arma de reglamento.

Revilla pertenecía a una familia de funcionarios policiales.


MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.