COMPARTE

En emergencia! Así fue como  se volvieron a declarar los ganadores del
estado Táchira que, preocupados –dijeron- denunciaron que la inseguridad está
quebrando al sector alimentario y poniendo en peligro la producción.

Para sustentarlo, señalaron que “gracias al esfuerzo de los
productores el 77 por ciento de los venezolanos consigue carne y el 21por
ciento leche en sus diferentes presentaciones”, pero advirtieron que ese
abastecimiento “tiende a bajar por los efectos del abigeato”, por cuya práctica
han robado en, en lo que va del año, alrededor de 10 mil reses en la entidad
tachirense.

El pronunciamiento lo hicieron el presidente y el
vicepresidente de la Asociación de Ganaderos del estado Táchira (Asogata),
Leonardo Figueroa y Edgar Medina, acompañados de directivos y presidentes de
diferentes gremios de la geografía regional, entre ellos Belinda Maldonado,
Juan Carlos Parra, Richard Cáceres (Aganapa); Marco García (El Cantón), John
Quittián y Ángel Gaita (Agaceiba); Isidro Uribe, Jesús Ramírez, Luis Mora,
Antonio Mora y Jairo Méndez (Asoganor), yTeodardo Molina (Aproaca).

Figueroa, al denunciar la grave crisis de seguridad, advirtió
que no tienen seguridad personal, de su patrimonio y las unidades de
producción, el ganado y equipos, por lo que la producción nacional se va a ir
al suelo y casi dos millones de personas van a tener menos leche para consumir
y más de un millón tendrá menos carne, porque “la actividad delictiva ha
aumentado.

Según Figueroa, quien advirtió que el seis por ciento de las
estadísticas corresponden al estado Táchira, el abigeato se roba mensualmente a
los productores del país un promedio de 13 mil reses, y en lo que va del año se
han llevado 156 mil, 87 mil de ellas son hembras de alta genética, y dóciles.
Agregó que ese robo representa cerca de 120 millones de litros menos de leche,
que es el equivalente a un mes a nivel nacional, y más de 8 millones de
toneladas de carne menos, lo cual “es grave en un país que requiere con
urgencia mejorar la producción nacional”.

Recordó que desde 2012 el consumo anual por persona en el
país era de 24 kilos de carne y bajó a 8 kilos, “lo que representa una pérdida
proteínica importante para el desarrollo del venezolano”.

Cifras de extorsión

Manifestó que también es grave el aumento alarmante de la
extorsión -la estiman en 170 por ciento- y el secuestro en los últimos dos años,
principalmente en los estados Guárico, Aragua, Zulia y Táchira; al igual que
los atracos y una práctica nueva de abigeato en nuestra entidad andina que
nunca –dijo- veían aquí.

“Se están metiendo a las fincas, directamente a las vaqueras,
amarran los animales más mansos, los descuartizan y se llevan la carne, pero
vemos cómo ha aumentado la venta de carne a orillas de la troncal 005, sin
ningún tipo de control, no se sabe la procedencia de esos animales; si son
adquiridos legalmente o robados, eso es una situación grave” –señalaron los ganaderos.

Indicaron que los gremios, con Fedenaga a la cabeza, tienen
reportes del aumento de atracos a las unidades de producción, donde “amarran a
los productores, muchas veces en los mismos vehículos, se llevan parte de
maquinaria, equipos, muebles, enseres y hasta los mercados para alimentar a los
trabajadores”.

Agregaron que hay delincuencia organizada que no se lleva dos
reses para comer, sino entre 40 y 50 para comercializarlas.

Sobre las estadísticas, indicó que no tienen, porque muchos
sienten temor, en virtud de que “ha habido casos en los que las autoridades
militares han estado involucradas en delitos y hay temor a denunciarlos, porque
han visto cómo apresan a los delincuentes y a los ocho días los dejan en
libertad, y ellos tienen que seguir en las unidades de producción, con riesgos
mayores”.

Manifestaron que continúan las expropiaciones en todo el país
y que en el último mes han invadido terrenos del fundo Mata de Mango, en la
zona sur, y Los Pozones, en la zona norte, y que, según las cifras oficiales,
han sido afectados más de 2 millones y medio de hectáreas por expropiación y
títulos precarios.

Isidro Uribe, presidente de la Asociación de Ganaderos de la
Zona Norte del Táchira (Asoganor), alertó sobre los delitos contra los
productores agropecuarios, principalmente extorsiones, e indicó que en seis
meses han robado a una buena parte de los 250 agremiados, alrededor de mil
reses.

Los ganaderos indicaron que han conversado con las
autoridades competentes y continúan haciéndolo con miras a buscar solución al
problema que viven por la inseguridad, pues consideran que los delitos están
quedando impunes.

De allí que finalmente llamaron al presidente de la
República, Nicolás Maduro, para que gire instrucciones a los ministros de
Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, y de Defensa, Vladimir
Padrino López, y a la fiscal general de la nación, Luisa Ortega Díaz, para que
“tomen acciones concretas que aporten soluciones con urgencia y con carácter de
Estado a la grave situación de inseguridad en el campo, con medidas para
controlar estos delitos que se mantienen con impunidad en nuestro país”.

Con información de La Nación

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.