COMPARTE

EFE

Al menos 14 personas murieron y otras 36 resultaron heridas
este martes después de que varios insurgentes abrieran fuego en el interior de
un templo de la minoría musulmana chií en Kabul, donde una multitud de fieles
celebraban una de sus festividades más importantes, informaron fuentes
oficiales.

“Según la información disponible, 14 personas, incluido
un policía, murieron y otras 36 personas, entre ellas tres policías, resultaron
heridas”, declaró el portavoz del Ministerio de Interior afgano, Sediq
Sediqqi.

Sediqqi aclaró además en su cuenta oficial de Twitter que el
ataque concluyó con la muerte de al menos “un terrorista que tomó
parte” en la acción insurgente.

Un miembro del servicio de emergencias del Ministerio de
Interior, que solicitó el anonimato, había explicado con anterioridad que, al
menos, dos insurgentes abrieron fuego contra los fieles congregados en el
templo.

Al conocerse la entrada de los insurgentes en el recinto
religioso, una veintena de ambulancias se situaron en el exterior del templo
para trasladar a los heridos, acotó un portavoz del Ministerio de Salud Pública
afgano, Ismail Kawusi.

Según Kawusi, el total de heridos trasladados a los
hospitales fue de 43, entre ellos varias mujeres y niños.

El templo donde se produjo el ataque es conocido como
Karti-e-Sakhil, uno de los centros religiosos más importantes para los chiíes
en Afganistán y donde miles de personas se encontraban reunidas para celebrar
la festividad musulmana de Ashura.

La Policía de Kabul, que acordonó el área de inmediato, había
aconsejado la semana pasada a los miembros de la comunidad chií en la capital
afgana que evitasen participar en eventos públicos como marchas o rezos ante
posibles ataques.

El presidente afgano, Ashraf Gani, condenó en un comunicado
el ataque al templo, que calificó de “acto inhumano”, y ofreció sus
condolencias a las familias de las víctimas.

Gani declaró que aquellos “terroristas” que atentan
contra fieles musulmanes en el nombre del islam “no tienen fe ni en el
islam ni en sus valores” y solo buscan romper la unidad entre los miembros
de las comunidades chií y suní en Afganistán.

La comunidad chií es una de las más castigadas por los
atentados terroristas en Afganistán.

En julio, un ataque de miembros del grupo yihadista Estado
Islámico contra manifestantes de la minoría chií hazara acabó con la vida de 80
personas y dejó más de 200 heridos.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.