COMPARTE

Ana Isabel Laguna.- @anaisabellaguna

De cada 100 embarazadas que llegan al ambulatorio de Brisas de Carabobo, ubicado en Naguanagua, 30 son adolescentes. Significativo aumento, que para la ginecobstetra Alegría Voldman, quien labora en este centro asistencial, es “alarmante”, y que pudiera revelar factores multifactoriales, en que se entretejen la falta de preservativos, fallas en las campañas de educación sexual y hasta englobar un problema psicosocial: falta de autoestima.

Venezuela se ubica como el primer país en Latinoamérica que encabeza las estadísticas en madres adolescentes, tanto que se está poniendo a la cabeza de los países subdesarrollados, manteniendo de manera sostenida estas estadísticas desde hace cuatro años, de acuerdo a los estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otro lamentable dato, que arrojan las consultas en este ambulatorio es que el grueso de las niñas sale embarazada apenas inician su menstruación (menarquia). ¿Los factores? “Pueden ser multifactoriales, quizás no tienen acceso a los métodos anticonceptivos, muy a lo contrario a lo dicho por la ministra Luisana Melo, quien llegó a ironizar que hacen abuso de estos preservativos cuando lamentablemente es todo lo contrario, es que no pueden hacer uso, por la escasez.

Se suma otra arista: Se está convirtiendo en normal que chicas entre 14 y 15 años salgan embarazadas en el liceo. “Quizás haya un factor psicosocial”, adicionó la especialista. Y es que cuando se le pregunta si querían salir embarazadas dicen que “sí”. Pero no saben precisar la respuesta. “Pareciera que sintieran que les da cierto estatus social, porque ya se sienten mujer”.

Este triste fenómeno, a juicio de la doctora Voldman, también estaría reflejando que la adolescente venezolana tiene cada vez menos autoestima, se quiere menos ella misma, y no tiene proyectos de vida, lo cual es muy grave. “Quizás ante la situación general que estamos viviendo, ellas sienten que no pueden hacer nada en la vida, que todo es ‘inalcanzable’ y ni siquiera lo piensan”.

Para contrarrestarlo, habría que empezar a trabajarlas desde el colegio, desde la etapa primaria, para irles infundiendo que hay una vida por delante, que existen cosas muy importantes que aprender y hacer en la vida antes de desarrollar una maternidad, que es muy bonita pero no a su edad asumiendo toda la responsabilidad que ello conlleva, expresó.

Aristas que se enlazan

Más elementos de un problema psicosocial: cuando se les pregunta a estas niñas embarazadas si trabajan la mayoría responde que “no”; algunas están en el liceo y ninguna tiene proyecto de seguir estudiando. Otro dato curioso, es que cuando también se les interroga: ¿quién les va a mantener el hijo?, responden al unísono “mi mamá”, ni siquiera el papá del bebé.  “Es algo grave que tengan esa ideología”, arguye la especialista en ginecobstetricia.

Y no es que provienen de familias disfuncionales, porque muchas veces la gente dice que era que no “tenía mamá” que se ocupe de ella; no se hable de papá porque se sabe que la familia venezolana es matriarcal, argumenta la doctora Voldman, quien dice que gran parte de las niñas llegan con sus mamás al ambulatorio, que les hablan y les aconsejan protegerse.

¿Esta incidencia pudiera significar un fracaso de las campañas de prevención sexual? “Yo creo que sí, por lo que debemos hacer un llamado no solo de campañas educativas para la prevención sexual, sino también comenzar desde primaria, a nivel de primaria y  extenderlo a los liceos, para estimularlas sobre todo en su autoestima”.

Casos de Virus VPH

Al cuadro desventajoso que engloba a estas jovencitas, la doctora Voldman reveló que también tiene casos de niñas embarazadas, de 13 años de edad, contagiadas por el virus de papiloma humano. “Es muy frecuente”.

Venezuela es el único país suramericano donde no se está aplicando la vacuna del VPH, la cual ya existe en otros países de la región desde hace varios años y con la que se puede hacer prevención del cáncer de cuello uterino, porque es específica para prevenir virus de alto riesgo que desarrollan esta patología.

El Ministerio no dio el permiso para que esta vacuna fuese incorporada al esquema de inmunización, aunque la doctora Voldman manifestó que hace 7 meses se llegó a ventilar de que posiblemente se había autorizado la permisología, pero aún a la fecha no está en práctica.

“Es muy importante que se comience aplicar en el país, porque además de que ya está en el mercado, estamos dejando de prevenir el cáncer de cuello uterino, el cual puede ser totalmente prevenido al 100% con esta inmunización, pero no se está aplicando lamentablemente por trabas del Ministerio”, comentó.

Como corolario, la doctora Alegría Voldman alentó a las jovencitas que internalicen que en la vida hay muchos roles que desarrollar a nivel personal, antes de la maternidad, cuya etapa es muy bonita pero tiene mucha responsabilidad asociada de lo que significa traer un niño al mundo. Es educarlo, alimentarlo, darle salud, amor y si no se está en edad ni en condiciones económicas, no es justo traerlos al mundo a pasar carencias.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.