COMPARTE

Luis Alejandro Borrero|@LABC7

Entre la última y penúltima fila de asientos un tubo atravesaba la ventana lateral desde afuera hacia dentro del autobús. La barrera de protección de la autopista estaba destruida después del volcamiento. La unidad de colectiva estaba volteada del lado del conductor, a un lado de la autopista Valencia-Campo Carabobo: la pieza metálica había roto el vidrio. En esa fila de asientos viajaban Argenis Flores y su esposa.

El accidente ocurrió aproximadamente a las 10:00 a.m. del viernes. El autobús tipo Yutong —de los que entregó el Gobierno— pertenecía a la Asociación Civil por puesto Moromoy. Venía desde Barinas con destino hacia Caracas prestando un servicio particular cuando ocurrió el accidente a pocos metros del penal de Tocuyito, en sentido hacia Valencia. “El pavimento estaba mojado. La dirección se me trancó, nos coleamos en la vía y perdí el control. Luego nos coleamos (derrapar)”, contó el chofer Deivis Superlano a El Carabobeño.

Flores se tomaba la cabeza con preocupación. Había trece pasajeros en la unidad con capacidad para 24 personas. Su familia había contratado los servicios de la línea para llegar hasta el velorio de su sobrino en Caracas. Tres personas tuvieron lesiones considerables, por lo que fueron trasladadas en ambulancia. Una de ellas era la esposa de Flores, una mujer de contextura gruesa que él vio volando desde el asiento y golpeándose fuertemente contra la pared del autobús durante el volcamiento. Le consumía la angustia por saber si su mujer estaba bien: “La vi cuando se la llevaban, la vi afectada, como si se estaba muriendo”. Las personas trasladadas tenían lesiones en el cuello y golpes, comentó.

Al hombre le golpeó el tubo de la barrera vial que atravesó el Yutong placas 01AB4BL, modelo ZK6752D. Lo dejó cojeando por una lesión en la rodilla izquierda. Casi le atraviesa la pierna el pedazo de metal, cuenta. “Gracias a Dios no nos trajimos al niño”, dijo a sus familiares, al referirse a un bebé de cinco meses que, después del golpe, Flores piensa que no hubiera sobrevivido.

La familia logró salir rompiendo el parabrisas trasero del autobús con una barra metálica. Se había convertido en una puerta lateral improvisada, por la posición horizontal del autobús. También usaron la escotilla de emergencia en el techo. Esperaban con las maletas afuera y las cosas que querían llevar a la capital. Incluso un saco con aguacates, tres brazos de queso llanero y cinco maletas. “No nos vamos a regresar, tenemos que ver cómo llegar hasta Caracas”, dijo una hija de Flores. Mientras, funcionarios de Protección Civil,  Bomberos de Carabobo, Guardia Nacional Bolivariana, Policía Nacional Bolivariana y grueros intentaban controlar el tráfico y mover el autobús rojo.

El Yutong tenía siete meses de uso

Nada parecía fallar con el Yutong. Los cuatro cauchos traseros tenían serias evidencias de desgaste. Pero el conductor explicaba con los papeles del seguro en la mano y ante las preguntas de los oficiales que los frenos, el aceite y la parte mecánica funcionaba bien. “Es una unidad nueva, apenas tiene 30 mil kilómetros. El Gobierno la entregó hace siete meses”. Dentro, y entre los asientos y ventanales rotos aún quedaban dos envases de salsa para empanadas y una bolsa de papel marrón con grasa desbordada. “Gracias a Dios no pasó nada”, repetían los sobrevivientes.

Y por poco no hubo una tragedia. No solo por la parte de la barrera que atravesó el autobús. Quedó volteado apenas a cinco metros y medio de un árbol al lado de la autopista. Un funcionario de Protección Civil dijo que si se chocaba contra el árbol hubiese sido peor el impacto.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.