COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

30 mil toneladas (TN) de azúcar cruda. La cifra parece grande. Retumba en la necesidad de la población que lucha a diario contra la escasez. Pero no. Se trata de una cantidad, tan promocionada por el Gobierno al llegar a Puerto Cabello, como deficitaria al alcanzar solo para el consumo nacional de una semana, aseguró Eugenio Rodríguez, presidente de la Sociedad de Cañicultores de Carabobo.

Menos de 2% del peso en bruto es lo que se pierde al ser refinada la mercancía. Esto quiere decir que serán más de 28 mil TN las que serán distribuidas en el país que demanda un millón 200 mil TN del producto al año, que se traducen en 240 gramos per cápita. En la suma, lo arribado al terminal marítimo satisfacería a 116 mil 666 venezolanos, 0,39% de la población, por 12 meses. Solo eso.

Durante lo que va de año han sido cuatro los buques que han atracado a Puerto Cabello con azúcar cruda. Según el viceministro  de Producción Alimentaria, Johan Hernández Lárez, de enero a mayo se contabilizaron 60 mil TN en dos cargamentos. Posteriormente se recibió el 25 de junio el barco Pacific Calm con otras 30 mil TN, y el 8 de julio el AEC Belief  con 30 mil TN más. En total han sido 120 mil TN las arribadas que representan 10% de la demanda nacional anual en medio de una crisis profunda que se ha repartido entre los campos venezolanos y la improductividad de los centrales azucareros.

La molienda

Durante la zafra de cosecha de 2016 más de un millón de TN de caña se quedó sin ser procesada porque mientras los cinco molinos administrados por la empresa privada trabajan a menos de 50% de su capacidad por falta de divisas para la compra de repuestos, los 11 que están en manos del Gobierno han estado totalmente paralizados en esta temporada, relató Rodríguez.

Esto provocó que solo entraran en molienda tres millones de TN de caña que se traducen en 180 mil TN de azúcar, lo que significa una necesidad de importación de al menos de un millón 20 mil TN. El año pasado se compró en el exterior entre 600 mil y 700 mil TN durante una crisis de divisas menos profundizada que la actual.

Los productores del rubro de Aragua, Carabobo y parte de Cojedes envían su cosecha a El Palmar, ubicado en San Mateo. Hace un par de años solo en esa planta se molían un millón 200 mil TN de caña. Eso cambió. Este año solo se trabajó a una capacidad de de 600 mil TN que tras el procesamiento aporta entre  80 mil y 90  mil TN del producto ya refinado.

El Central Portuguesa es el más grande del país. Es privado, y tiene una capacidad de más de dos millones de TN de caña por zafra. Esta vez estuvo a 50%.

Problemas persistentes

El precio regulado sigue siendo un problema. El Ejecutivo autorizó a través de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) un ajuste de 1330% del kilo de azúcar en anaquel al pasar de 26,57 bolívares a 380 a finales  de julio. Pero de ese incremento solo se verá beneficiado el propio Gobierno que importó azúcar cruda a tasa preferencial de 10 bolívares por dólar y la venderá los consumidores al nuevo precio.

“A nosotros para la próxima zafra que empieza en enero no nos sirve ese aumento porque la inflación se lo comerá”. Los productores recibieron esta temporada 58 bolívares por kilo.

En los campos la actividad está “cada vez peor”. No hay casi maquinarias operativas por falta de repuestos y desde el Gobierno se anularon todos los incentivos y financiamientos para la compra de lo necesario. Todo indica que la escasez de azúcar no tiene solución en el corto plazo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.