COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

La descapitalización es un hecho. Sucede hasta en las entidades
bancarias. La escasez de financiamiento es una muestra de ello y el sector de
la construcción ha recibido el impacto de manera directa con montos cada vez
más insuficientes para emprender proyectos. El Banco de Venezuela, el más
importante del país, solo puede otorgar un crédito de ocho mil millones de
bolívares como monto máximo, con lo que apenas se pueden edificar 470
viviendas.

Juan Andrés Sosa Branger, presidente Cámara Venezolana de la
Construcción (CVC), alertó una caída dramática en el financiamiento al sector. “La
inflación, producto del gasto público irresponsable a través de la emisión de
dinero inorgánico, ha sido uno de los factores determinantes de esta crisis”.

Los ocho mil millones de bolívares que puede aprobar a una empresa el
Banco de Venezuela, tampoco serían de mucha utilidad para edificar un centro
comercial.
“Ese dinero solo alcanza para uno de 10 mil metros cuadrados y eso es
insignificante para la economía nacional”.

El sector público no la está pasando mejor. La falta de recursos del
Ejecutivo ha ocasionado que la construcción como política de Estado esté
paralizada
.

Sosa Branger hizo un llamado a la reflexión. “La política de estatismo
hay que cambiarla porque se ha demostrado que el Gobierno es totalmente
ineficiente como empresario”. Aseguró que las compañías nacionalizadas,
lejos de producir dividendos, nos cuestan a todos los venezolanos y lo pagamos
con inflación, sobrecostos y desempleo
.

Los números de la CVC indican que se han perdido un millón 100 mil
empleos en el país, solo en el sector construcción y que las acerías trabajan a
20% de su capacidad y las cementeras a menos de 50%.

 

Dólares mal usados

La declaración de utilidad pública de 380 hectáreas repartidas en 60
terrenos en el país fue considerada como un error por el representante gremial.
Se trata de una ocupación temporal que se interpreta como una expropiación sin
indemnización que permitirá la construcción de 19 mil viviendas. El costo
por unidad de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) que paga el Gobierno es
de 73 mil dólares, en la suma serían mil 380 millones los que se tendría que
invertir, que es igual a 10% de las reservas internacionales
.

“No han logrado culminar y entregar las 15 mil unidades de Fuerte Tiuna
y ahora hacen eso. Están llenos de obras inconclusas que no generan ningún
beneficio”.

La GMVV es celebrada como un logro con un millón 50 mil viviendas de las
que solo 700 mil son nuevas, “eso, entre 17 años son 40 mil anuales”
. “Esto es un gran
fracaso”.En el período presidencial de Rafael Caldera con petróleo de nueve
dólares, se hacían 60 mil viviendas por año.

Lo más grave para Sosa Branger es que a empresas extranjeras se les paga
más de 100 mil dólares por unidad de vivienda
, que es igual a mil 500 dólares por
metro cuadrado, y a las nacionales se les prohíbe venderlo a más de 60 mil
bolívares, que son 100 dólares.

El presidente de la CVC estuvo presente en el acto de juramentación de
la nueva directiva de la Cámara de la Construcción de Carabobo, presidida por
Luis Barón;  Edgar del Valle, primer vicepresidente; Germán Rodríguez,
segundo vicepresidente; Mario González, secretario y Vicente Berzal como
tesorero. Los directores serán Gustavo Farache, Juan José Borregales, Aristides
Trillo, José Alaimo, Eugenio Prato, José Castillo, Andrés Eloy Vonzin y Luis
Destefano.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.