COMPARTE

AFP

El colombiano Nairo Quintana dio este domingo un golpe de autoridad en la Vuelta a España, abriendo más hueco con el británico Chris Froome, segundo en la general, tras la 15ª etapa, que ganó el italiano Gianluca Brambilla (Etixx) en Formigal.

Brambilla, que invirtió 2h 54:30 en recorrer los 118,5 km entre Sabiñánigo y Formigal, se impuso en la línea de meta a Quintana, que llegó a tres segundos, y al italiano Fabio Felline (Trek), tercero a 25 segundos.

El colombiano tiene ahora un poco más cerca la victoria final en la ronda española, después de que su rival más cercano en la general, Froome, perdiera este domingo más de dos minutos y medio respecto al colombiano.

Quintana está ahora a 3:37. del británico, mientras que el tercero, el también colombiano Esteban Chaves está a 3:57.

“Hoy salió una gran etapa, cuando menos lo esperábamos se ha sacado más diferencia que en las grandes montañas”, dijo Quintana, que ahora cuenta con una ventaja suficiente, al menos sobre el papel, para aguantar la contrarreloj del viernes. 

Quintana y Brambilla se metieron en la escapada que marcó la jornada, iniciada prácticamente al comienzo de la etapa cuando Alberto Contador (Tinkoff) lanzó un ataque, formándose un grupo de una quincena de corredores.

El arreón del tres veces ganador de la Vuelta a España (2008, 2012 y 2014) sorprendió a Froome y al Sky, mientras que el Movistar siguió el movimiento colocando, además de Nairo, a otros dos hombres, que sirvieron de escuderos al colombiano.

“Sabía que estaba apostando peligrosamente porque si nos cogían en este final nos podían meter un mundo, pero ha sido un grandísimo resultado”, dijo Contador, tras la etapa.

Froome sin respuestas

Froome se quedó cortado atrás en otro grupo completamente aislado, mateniéndose durante la mayor parte de la carrera en torno a los minutos por detrás del grupo de Contador y Quintana.

El grupo, impulsado por los hombres del Movistar y del Tinkoff, llegó a tener en algún momento hasta tres minutos de ventaja sobre el pelotón de Froome, donde el Astana contribuyó a mantener el ritmo.

El británico parece ver como se le escapa la posibilidad de hacer un doblete Tour-Vuelta.

Quintana lanzó un ataque en los últimos ocho kilómetros de ascensión a la meta en la estación de esquí de Formigal, al que se agarraron Contador y Brambilla, pero el madrileño empezó pronto a quedarse atrás.

“Quizás fui demasiado generoso porque he tirado a tope al principio para reventar a los equipos de atrás y eso lo he pagado al final”, afirmó Contador, que recuperó su cuarto puesto en la general a 4:02. de Quintana.

“Para mí, la general está prácticamente imposible, pero voy a seguir dándolo todo”, aseguró Contador, que este domingo fue designado el más combativo de la jornada.

Quintana y Brambilla llegaron juntos hasta unos 500 metros de la meta, cuando el italiano se fue a por la victoria de etapa.

“Ha sido una etapa loca para unos corredores locos”, resumió Brambilla, ganador de una etapa en el pasado Giro.

“He buscado muchísimo esta victoria porque no he podido hacer una clasificación general como quería”, explicó Brambilla.

El lunes se disputará la 16ª etapa de 156,4 km entre Alcañiz y Peñíscola con único puerto de 3ª categoría, en la que el pelotón bajará de la montaña a la costa mediterránea.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.