COMPARTE

Felicita Blanco

A tres días de ocurrido el fallecimiento, este jueves permanecía en la morgue de Bello Monte el cuerpo de Juan David Oliveros García (27), el universitario abatido el pasado lunes cuando irrumpió en las instalaciones del Banco Central de Venezuela, ubicada en la avenida Urdaneta, en el centro de Caracas.

Un familiar acudió el martes, para iniciar los trámites de retirar el cadáver. Los días miércoles y jueves no se observó a ningún pariente.

La madre, el padrastro y tres hermanos se encuentran detenidos en la sede del Sebin en El Helicoide. A la señora la apresaron cuando acudió a declarar a la división de Homicidios del Cicpc donde la citaron, y a los demás los aprehendieron en la morgue de Bello Monte cuando intentaban retirar los restos.

Vecinos de Valles del Tuy pidieron la liberación de los familiares de Oliveros y la entrega de los restos para que les den cristiana sepultura.

Los familiares de Oliveros residen en el sector La Tortuga, de Santa Teresa del Tuy, municipio Independencia, y el joven se había mudado en alquiler para Cartanal, del mismo municipio en Los Valles del Tuy, estado Miranda.

Recalcaron que el joven era muy aplicado, estudioso, honesto y trabajador. Era TSU en administración de personal, se inscribió en la Santa María para cursar derecho, trabajó en varias instituciones y últimamente montó una compañía de seguridad para independizarse.

A los familiares de Oliveros los mantienen incomunicados en la policía política y sus allegados no se explican porqué los inculpan.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.