COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

“Ya me acostumbré al sabor”, dijo con resignación Olivia Valladares. Ella se resistía a comprar café de marcas extranjeras, pero durante los últimos meses no ha tenido otra opción. La producción nacional estuvo paralizada por 2 meses por falta de materia prima ante una actividad agrícola deprimida por la ausencia de estímulos económicos y una caída de las importaciones. Pero las plantas ya se activaron tras la llegada de un cargamento que arribó al país y que apenas cubrirá 20% de la demanda nacional.

22 mil 546 toneladas (TN) de granos llegaron a Puerto Cabello. El primer lote fue recibido el 1 de julio en el muelle 25 con el atraque del buque Maersk Wismar de bandera panameña. De acuerdo a los datos de la revista Informes, editada por la Cámara de Comercio del eje costero de Carabobo, fueron 41 contenedores en total con 22 mil 460 TN. Una semana después llegó el barco San Antonio al muelle 26 con cuatro contenedores y 86 TN de materia prima.

Pero todo indica que la escasez persistirá y que Olivia tendrá que seguir comprando lo que consiga en el mercado. Dioleglis Páez, directora de café y cacao de Fedeagro, aseguró que esa mercancía alcanzará solo para que las 3 plantas de la Empresa Nacional del Café (Café Madrid, El Peñón y Fama de América), trabajen a baja capacidad por los próximos 2 meses.

Es una cantidad insuficiente y que la producción desde los campos venezolanos no ha podido suplir. La cosecha nacional alcanza 27% del consumo. Eso equivale a 450 mil quintales de café “que ya han sido consumido por los venezolanos este año”.Cada quintal es igual a 46 kilos, lo que indica que la cosecha venezolana solo aporta 20 mil 700 TN, una cifra 70,97% por debajo de las 71 mil 300 TN que se producía cada año por más de tres décadas hasta 1998.

La demanda nacional de granos es de 2 millones 200 mil quintales, lo que quiere decir que se requieren 101 mil 200 TN al año y que las 22 mil 546 TN que han llegado a Puerto Cabello desde principios de julio cubren solo 22,28% de la necesidad.

15 días

El miércoles 13 de julio se encendieron nuevamente las máquinas en Café Madrid. La planta ubicada en Guacara estaba parada desde mayo. Tibisay Medina, coordinadora de la Sala de Batalla de la comunidad, informó que a la empresa llegaron 16 contenedores de materia prima que garantizan a producción continua por menos de 15 días. Sin embargo, se espera que del 23 al 24 de julio se reciba otro lote de mercancía.

Con el reinicio de las operaciones en esa compañía, se reactivó también el programa “Punto y Círculo” que beneficia con la venta directa a las comunidades del municipio. Medina informó que como novedad, parte de la manufactura de la planta será destinado a los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Trabajo a pérdida

En el país hay capacidad para producir más de 70% de lo que se requiere. Pero la falta de estímulos se ha impuesto. Páez insistió en que el Gobierno debe generar políticas reales para que se reconozcan al productor el valor real de cada quintal que es de 130 mil bolívares y está regulado en 15 mil.

Si se logra un ajuste de precios que no nos haga trabajar a pérdida no tardará 2 años en recuperarse la siembra y cosecha nacional”. También hay otros problemas como el aumento de los fertilizantes en más de 1000% y por encima de 600% en agroquímicos. “Nosotros no estamos en desacuerdo con esos incrementos, pero no podemos pagarlos si se mantienen los precios del quintal al productor porque todo aumenta, la maquinaria, mano de obra y servicios básicos”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.