COMPARTE

EFE

Decenas de habitantes de zonas populares del este de Caracas
protagonizaron este jueves un ataque a camiones cargados de víveres y protestas por la escasez de alimentos en una nueva jornada de
manifestaciones en las que los ciudadanos aseguraron que “hay hambre”
en el país.

En Petare, grupos de vecinos de la zona llamada Palo Verde tomaron por
asalto un camión cargado de carne
de res y de pollo, mientras que a pocos
kilómetros de allí se produjeron hechos violentos.

Decenas de funcionarios policiales ocuparon el área y
los comerciantes cerraron puertas y rejas para evitar robos, mientras
los vecinos lanzaban insultos hacia el Gobierno de Nicolás Maduro, así como a
los periodistas y fotógrafos que reportaban la situación.

“Hay hambre”, decían varios de los iracundos vecinos que también
insultaban a los reporteros llamándolos “chismosos”
aunque, de igual
forma, les pedían que registraran lo que estaba sucediendo.

“Repudiamos la violencia y rechazamos el robo a camiones de mercancía de
cesta básica alimentaria”, dijo en su cuenta de Twitter el alcalde del
municipio caraqueño de Sucre, Carlos Ocariz, zona donde se asienta Petare.

“Desde nuestro municipio le pedimos al Gobierno nacional que tome acciones
eficientes en relación a los alimentos”
, agregó el alcalde.

Ayer, el municipio Sucre también fue escenario de protestas de quienes pedían
la llegada de alimentos a la zona, mientras que en el oeste de la ciudad
también se produjeron tensiones por supuestos intentos de asaltos masivos a
comercios.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.