COMPARTE

Por la participación conjunta de funcionarios del Ministerio Público (MP), Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y la Policía Nacional de Colombia, fue capturado la mañana del jueves 4 de agosto Nicolás Agudelo Bejarano en Bogotá, solicitado por Venezuela por ser el presunto financista de 3 mil 750 kilos de cocaína.

El alijo fue incautado el 14 de mayo de 2016 entre el punto de control fijo El Tráiler, en la población de Ureña (Táchira) y en un galpón en el estado Vargas.

Agudelo Bejarano contaba con una notificación roja de la Policía Internacional (Interpol), la cual fue requerida por el fiscal 70° nacional en materia de drogas, Gustavo González, por presuntamente estar relacionado con el caso.

Actualmente, el hombre se encuentra en las instalaciones de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de Colombia, lugar donde se adelantan los respectivos procedimientos para su extradición a Venezuela.

Por este mismo caso, los fiscales 70º nacional y 21° de Táchira, Gustavo González y Joman Suárez, respectivamente, acusaron a las accionistas de Inversiones Caraz 2014 C.A. Amarilys Bandres y Adalgisa Figueroa por ser las presuntas directoras y financistas del delito de tráfico agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la modalidad de transporte.

Los empleados de esa empresa Deysi Cañizales y Celio Arévalo de nacionalidad colombiana fueron acusados por tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, delito que comparten con José Luis Sánchez, Ronal Sánchez, Edgar Molina, así como con los colombianos Javier Mendoza y Edwin Rodríguez.

Adicionalmente, a todos se les acusó por asociación para delinquir.

Bandres, Figueroa, Cañizales y Arévalo están recluidos en el Comando N° 212 de la Guardia Nacional Bolivariana, en San Antonio, mientras que Luis Sánchez, Ronal Sánchez, Molina, Mendoza y Rodríguez permanecen en el Centro Penitenciario de Occidente, situado en Santa Ana.

Cabe acotar que en su oportunidad el Tribunal 4° de Control de Táchira acordó la incautación de dos vehículos, cinco equipos móviles y el galpón donde opera Inversiones Caraz 2014 C.A.
También se ordenó el bloqueo e inmovilización de las cuentas bancarias y la prohibición temporal de transferir, convertir, gravar, enajenar o movilizar los bienes de las nueve personas.

El caso data del 14 de mayo de 2016, cuando José Luis y Ronal Sánchez iban a bordo de un camión por las cercanías del punto de control fijo El Tráiler, en la localidad Ureña, donde fueron avistados por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana, quienes de inmediato les solicitaron que detuvieran la unidad de carga.

Tras una revisión de rutina, los funcionarios de ese organismo de seguridad lograron detectar 154 sacos de mezclado de plástico, de los cuales 81 contenían en su interior 2 mil 430 kilos de cocaína, motivo por el cual quedaron detenidos.

Ese mismo día, Molina, Mendoza y Rodríguez se apersonaron al punto de seguridad a fin de retirar la mercancía confiscada con una factura a nombre de la citada compañía, por lo que también resultaron aprehendidos.

Luego de labores de inteligencia dirigidas por el Ministerio Público, se llevó a cabo un allanamiento en las instalaciones de Inversiones Caraz 2014 C.A., en Vargas, donde se encontraron 44 sacos, contentivos de 30 kilos de cocaína cada uno, que totalizaron 1 mil 320 kilos de esa sustancia.

Poco después, las autoridades lograron la captura de Bandres, Figueroa, Cañizales y Arévalo, ya que habrían estado al tanto de la situación irregular en el galpón de la corporación.

Nota de prensa del Ministerio Público

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.