COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

La meta se cumplió y se rebasó. Pero los números finales representan apenas 17,26% de la cantidad de personas que acudió a los centros de validación. Mariana Méndez fue una de ellas. A las 3:30 p.m. se le vio cansada y decepcionada caminando hacia la avenida Bolívar. Su hija de 20 años la animaba: “Cambia esa cara que tenemos más de lo que necesitamos para revocar a Maduro”. Ellas fueron parte de las seis mil 600 manifestaciones de voluntades que no se pudieron concretar en las captahuellas solo en el punto instalado en la Oficina Regional Electoral (ORE) de Valencia. La insuficiencia de máquinas y su ilógica distribución, solo permitió que en Carabobo se validaran 24 mil 435 firmas.

Se trata de 57,86% por encima de las 15 mil 479 que representan el 1% del padrón electoral en la región. “Pero estamos convencidos que con la cantidad justa de dispositivos y su ubicación determinada por la densidad poblacional, sin operación morrocoy y sin las trabas logísticas, técnicas y de represión las 141 mil 537 que fueron habilitadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) hubiesen cumplido con el proceso”, aseguró Carlos Santafé, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el estado.

La orden del ente comicial fue clara: a partir de la 1:00 p.m. solo se recibirían 180 personas por máquina. La posibilidad de prórroga fue negada. En la ORE a las 3:00  p.m. cerraron las puertas tras la entrada del último grupo de 290. “No nos queda más que agradecerles a todos pero es imposible que puedan validar solo porque el Gobierno se empeña en poner reglas de juego a su medida”, expresó el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Juan Miguel Matheus.

(Foto/Ángel Chacón)

Los números

El último día de la jornada fue el que más validaciones registró en la región. Fueron cinco mil 379 repartidas así: solo en la ORE se contabilizaron mil 870, 917 en Montalbán, 578 en Bejuma, 867 en Miranda, 718 en Juan José Mora, y 429 en Carlos Arvelo.

El lunes Carabobo totalizó cuatro mil nueve verificaciones, cuatro mil 966 el martes, cuatro mil 993 el miércoles y cinco mil 88 el jueves. Con las cifras finales se cuenta con un excedente de ocho mil 956 que la oposición quería asegurar para estar preparada ante cualquier irregularidad que se presente en la autentificación que hará por los próximos 20 días hábiles el CNE.

(Foto/Ángel Chacón)

Carrera de obstáculos

No fue fácil. Santafé recuerda todo lo que se tuvo que luchar y enfrentar para obtener los números. “Esta fue una carrera de obstáculos impuestos por el CNE y el Gobierno. Fueron trabas legales y represivas a las que nos sometieron durante cinco días continuos, pero las fuerzas democráticas han vencido y tenemos un mandato expreso de los carabobeños que nos anima a devolver a Venezuela a la ruta de la libertad y el progreso”.

Después de batallar con las rectoras del ente comicial, tras cuatro peticiones formales del inicio del proceso refrendario, siendo la última de ellas el 12 de abril, 14 días más tarde la oposición recibió las planillas para la recolección del 1% del padrón electoral que le daría a la MUD la facultad para solicitar la activación del revocatorio. El 2 de mayo se entregaron un millón 850 mil firmas, el lunes 16 inició la digitación y digitalización de los datos, el 13 de junio se publicó en la web del CNE la data y se fijó la semana del 20 al 24 para la validación.

(Foto/Ángel Chacón)

A partir de ese momento comenzó una dura batalla para la oposición carabobeña. Solo 24 máquinas fueron asignadas para el estado, lo que es igual a un déficit de 487% tomando en cuenta que el artículo 1.7.E de la norma para regular los referendos revocatorios aprobada en 2007 indica que se debe calcular un dispositivo por cada mil personas y en Carabobo eran 141 mil 537 las que estaban habilitadas para validar.

La insuficiencia de captahuellas fue un problema que se mantuvo, el CNE se negó a incrementar el número. Pero después siguieron los inconvenientes. Diego Borges, coordinador electoral de la MUD en el estado, fue insistente en las reuniones sostenidas con los representantes del ente comicial para que las máquinas se distribuyeran 16 en Valencia, con capacidad para atender a los habitantes de Libertador; una para el eje occidental, conformado por los municipios Montalbán, Bejuma y Miranda; otra para el eje oriental que incluye a Guacara, Diego Ibarra y San Joaquín; una para Puerto Cabello y Juan José Mora; dos para San Diego ; y dos para Naguanagua. Pero la decisión irrevocable fue: ocho para Valencia en la ORE donde se debían recibir más de 80 mil personas incluyendo a San Diego, Libertador y Naguanagua; tres para Carlos Arvelo; dos para Bejuma: cuatro para Juan José Mora, y siete entre Montalbán y Miranda con una población a validar de menos de 300 personas.

Esto provocó que la oposición pusiera en marcha un operativo de movilización a partir del martes, dada la experiencia del primer día. La reacción fue inmediata. El miércoles el Gobierno envió a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y a la Policía de Carabobo a instalar alcabalas improvisadas cada tres kilómetros en la Carretera Panamericana que conduce al eje occidental. “Nos hacían perder casi toda la mañana”, indicó Santafé. Aún así el traslado hacia municipios foráneos funcionó y los números fueron en aumento cada día.

(Foto/Ángel Chacón)

En Carlos Arvelo se dieron los focos de violencia y represión. “Las bandas armadas del PSUV bajo la mirada cómplice de la policía y del alcalde agredieron a los venezolanos que trataban de poner las huellas en las máquinas, sin embargo, la gente resistía y resistía y estuvieron por horas tratando de que su voluntad democrática fuera computada”. Dirigentes de la MUD fueron golpeados por personas identificadas como trabajadores del Concejo Municipal.

Las trabas técnicas también estuvieron presentes. La transmisión de datos a la sala técnica del CNE se hacía con un día de retraso lo que creaba una amplia brecha entre los números de la MUD y los que totalizaba el ente comicial que preocupaba a la dirigencia nacional de la oposición. A eso se le sumó la “operación morrocoy de los operadores” que era justificada por fallas en las lecturas de las huellas que hacía que cada persona estuviera dos minutos en promedio frente a las máquinas.

“Pero pese a todo eso es un orgullo anunciar a Carabobo la inmensa victoria que hemos obtenido las fuerzas democráticas adscritas a la MUD”, sentenció Santafé.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.