COMPARTE

AFP

Cientos de transportistas cesaron sus operaciones este miércoles en Caracas para exigir un aumento en las tarifas y medidas contra la inseguridad y la escasez de repuestos, que aseguran tiene paralizada casi la mitad de la flota.

La protesta generaba caos especialmente en el este de la capital -de dos millones de habitantes-, hasta donde llegaron decenas de autobuses en caravana para aparcarse frente a la sede del ministerio de Transporte.

“De aquí no nos movemos. Si ellos son importantes, nosotros también”, arengó desde un vehículo Hugo Ocando, portavoz de los conductores, tras asegurar que el ministro Ricardo Molina se negó a recibir a la dirigencia del sector por razones de agenda.

Ocando aseguró a la AFP que unos 25 mil transportistas apoyan el reclamo, y denunció que Molina incumplió su promesa de reajustar los precios.

Los chóferes exigen un aumento del pasaje de 45 a 60 bolívares. 

“Nuestros ingresos no alcanzan para mantener el carro ni para mantener la familia”, dijo a la AFP Ronny Blanco, de 33 años, quien, sin un contrato fijo, asegura ganar unos 5 mil bolívares diarios, cuando solo un almuerzo le cuesta 2 mil.

Además, la falta de repuestos tiene fuera de servicio cerca de la mitad de las unidades en Caracas y localidades vecinas, según Jhonar Coro, vocero del sector. 

“En la línea que trabajo yo, de 100 unidades unas 50 están paradas”, cuenta Blanco, quien sostiene que las llamadas provedurías, donde el gobierno socialista vende repuestos subsidiados, están desabastecidas desde hace meses.

Debido a ello, los conductores deben comprar repuestos a especuladores, que cobran por una llanta 200 mil bolívares, el doble de una subsidiada.

Venezuela está sumida en una grave crisis económica a raíz de la caída de los precios del petróleo, lo que ha generado una sequía de divisas en un país que importa la mayor parte de lo que consume.

La escasez de alimentos y medicinas es de 80%, mientras el FMI proyecta una inflación de 720% para 2016.

Los chóferes también reclaman acciones contra la delincuencia, que afirman los tiene azotados.

“A mí me robaron tres veces en una misma semana. Me quitaron los reales y el teléfono”, cuenta Daniel Sánchez, de 32 años, junto a su viejo autobús.

El único alivio, añade, sigue siendo el precio del combustible, el más barato del mundo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.