COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]

Cuando el 27 de febrero de 1989 iniciaron los disturbios en Guarenas y Nuevo Circo, en la Gran Caracas, la Policía Metropolitana estaba de huelga. “El Caracazo” se hizo posible. Carlos Raúl Hernández, sociólogo y columnista de El Universal, aclara que las condiciones económicas que llevaron a ese estallido social ahora son mucho peores, con Nicolás Maduro como presidente. Pero no habrá estallido.

Si de algo se ha encargado —y bien— el régimen de los últimos 17 años es de crear las condiciones propicias para anular una muestra masiva de descontento social. Lo ha hecho a través de la represión brutal de los cuerpos de seguridad del estado. Por ello es difícil que escenarios como los de hace 27 años sean posibles de nuevo.

En cuanto al referéndum revocatorio, el analista es preciso. Existe la posibilidad que no se realice este año. “La gente compró un boleto y se montó en un avión de ida pero sin regreso que significa el revocatorio en 2016”. El problema es que en política las cosas no son definitivas. Y el Gobierno ve diciembre de este año como una tabla de salvación: si la consulta se realiza este año significaría arrancar de cuajo la estructura de Poder. Realizarlo el año que viene da un margen de maniobra al oficialismo. “El revocatorio será una prueba de Hércules”.

El Gobierno está clínicamente muerto, metaforiza el escritor de varios libros. Es como un paciente que ya no respira. Pero hay dos cables que lo mantienen conectado a una máquina. Uno es el Consejo Nacional Electoral y el otro el Tribunal Supremo de Justicia. Pero es cuestión de tiempo. “Todo dependerá de los errores que pueda cometer la oposición de aquí a allá. Pero este Gobierno está de salida: no hay ninguna razón para estar pesimista”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.