COMPARTE

Basyl Macías

Las lluvias de los últimos días han afectado a unas 190 familias del municipio Naguanagua. Esto fue constatado por el concejal  Pancho Pérez Lugo, al visitar la comunidad Las Adjuntas.

El edil recibió denuncias de las familias víctimas de la crecida del río El Retobo, las cuales exigen la atención de las autoridades municipales y regionales.

“Nuestros vecinos necesitan ayuda, ya que en Las Adjuntas centenas de familias temen que sus viviendas se derrumben por la crecida del río que ha socavado el terreno,  por lo que han solicitado  ayuda a la alcaldía y gobernación, sin respuesta a sus peticiones”.

Pérez Lugo precisó que de acuerdo a la información aportada por los residentes de la comunidad naguanagüense, hubo anegaciones y las planchas que sostienen la canalización del cauce  están cediendo por lo que podrían quedar damnificados.

Aleidi Martínez, habitante de Las Adjuntas, cerca del  Retobo, denunció que este tiene escombros que obstruyen su cauce, y tras la crecida del río se inundó la cancha. “Y tenemos árboles inmensos que están a punto de caer”.

Los muros de contención a orillas del río y que protegen de la corriente de agua a sus residencias se están desplomando.

En la zona habitan más de 100 niños que corren peligro inminente, por lo que solicitó a las autoridades gubernamentales una máquina para quitar los escombros del río y que no siga cediendo el terreno.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.