COMPARTE

AFP

El Cerro Porteño de Paraguay clasificó a semifinales de la Copa Sudamericana al derrotar al Deportivo Independiente de Medellín por 2-0, en partido disputado en el estadio Defensores del Chaco de Asunción ante unos 35.000 espectadores. 

Los dos goles del encuentro fueron anotados por el delantero Cecilio Domínguez, a los 33 y 72 minutos de juego respectivamente.

El primero lo anotó de cabeza tras un remate pifiado, de chilena, del volante de su equipo Rodrigo Rojas. La pelota se coló en el ángulo izquierdo de la valla defendida por el portero colombiano David González. 

Tres minutos más tarde, a los 36 minutos, el equipo arbitral argentino dirigido por Mauro Vigliano anuló un gol que parecía legítimo anotado por Domínguez. 

Fue resultado de una jugada individual, por el medio, de nuevo de Rodrigo Rojas. El balón fue punteado hacia atrás por el volante visitante Didier Moreno. 

Visiblemente adelantado dos metros, Domínguez aprovechó la falla del jugador del DIM para anotar, completamente solo, frente al guardameta del equipo colombiano. 

En principio, el juez del partido marcó el centro del círculo central dando como válida la conquista. Sin embargo, ante el banderín arriba de su colaborador Juan Belatti, fue a consultarlo y luego también lo hizo con el cuarto árbitro, cobrando finalmente tiro libre a favor del conjunto azulgrana guaraní ante las protestas airadas de la hinchada local. 

El ritmo del partido fue claramente favorable al “Ciclón de Barrio Obrero” desde el pitazo inicial. 

A los tres minutos, Viglino anuló otro gol por posición adelantada del fornido zaguero Pereira tras rebote del arquero González. 

Con el peso en la conciencia del tanto anulado al equipo local, Vigliano compensó de cierta forma con la expulsión del delantero colombiano Fernando Caicedo a los 49 minutos por una plancha que aplicó al uruguayo ‘Palito’ Pereira. 

En medio del monopolio azulgrana del partido, los hombres del “Poderoso de la Montaña” tuvieron una magnífica oportunidad de desnivelar por intermedio del delantero Hernán Hechalar.

Aprovechó un pase pifiado hacia su arquero del defensa paraguayo Raúl Cáceres. 

El guardameta Antony Silva, que leyó la jugada, consiguió tapar el remate, pero de milagro. 

A los 71 minutos, el defensa colombiano Juan Valencia cometió penal contra el movedizo Domínguez, quien incursionaba con gran velocidad por el lado derecho del área. El árbitro, sin dudar, marcó el punto de sentencia.

El mismo delantero se encargó de ejecutar la pena máxima para aumentar el marcador 2-0. 

A pesar de contar con sólo 10 hombres, el técnico colombiano ordenó el ingreso del veterano volante ofensivo Mauricio Molina y de Mauricio Cortez para abalanzarse al ataque.

Por instantes, los cafeteros llegaron hasta las últimas líneas paraguayas, con un remate de Hechalar que llegó con peligro.

Sin embargo, los jugadores guaraníes se plantaron con seguridad hasta el tiempo de cumplimiento. 

El conjunto azulgrana guaraní enfrentará en semifinales al ganador de la serie entre el vigente campeón de la Libertadores, Atlético Nacional, y el brasileño Coritiba, que en la ida finalizó con empate 1-1.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.