COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Los ajustes son necesarios. Si las cuentas siguen subiendo en forma de egresos como sucedió de manera brusca en los números de Empresas Polar hay medidas que son impostergables. El aumento de los precios es una de ellas, y así se verá reflejado cuando salgan al mercado nuevamente a principio de la próxima semana las cervezas y maltas que comenzó a producir la firma tras dos meses de paralización por el agotamiento de materia prima importada y la negativa, aún latente, del Gobierno de vender las divisas requeridas.

La diferencia es considerable: de 10 bolívares a 543,3 para el 1 de junio, fecha en la que se anunció el préstamo de 35 millones de dólares que se acordó con el BBVA para la compra de los insumos. Se trata de 5333% de incremento en la estructura de costos que tendrá que ser trasladado al precio final al consumidor.

El 25 de junio arribaron a Puerto Cabello, en el buque Cherry Point, dos bultos con 19 mil 797 toneladas de cebada malteada que debe llenar los inventarios al menos hasta diciembre de este año. Cuatro días después comenzó a ser llamada de forma progresiva la nómina de las cuatro plantas de Cervecería Polar para el arranque de las máquinas. Actualmente, en San Joaquín, que es la más grande de la firma al representar 40% de la producción, está en la fase de cocimiento y se espera que el miércoles inicie el llenado para a principio de la próxima semana comenzar con la distribución en todos los puntos de venta pero con un precio nuevo, explicó Arquímides Sequera, secretario general del sindicato.

Las consecuencias de esta situación son evidentes. En la planta Metalgráfica, única fábrica de chapas de la firma en el país, se reanudó la producción este lunes tras más de dos meses de detención por falta de materia prima, pero al menos 25% de la capacidad se mantendrá ociosa al manufacturar como máximo 120 millones de tapas al mes de los 160 millones que se pueden hacer en el lugar.

Jhonny Magdaleno, secretario general del sindicato, detalló que los insumos comenzaron a llegar a la empresa ubicada en la zona industrial de Valencia la semana pasada. De acuerdo a la revista Informes, editada por la Cámara de Comercio de Puerto Cabello, fueron 10 contenedores con 253,227 toneladas de lámina cromada, los que llegaron en el buque San Antonio desde Colombia el 24 de junio. A máxima capacidad se necesitan de mil 400 toneladas mensuales. Magdaleno indicó que se tratará de trabajar con lo que llegó para garantizar la producción hasta diciembre.

Entre el personal también se siente el reinicio de actividades marcado por los recortes. En San Joaquín solo 80% de los mil 900 trabajadores serán llamados a volver a sus puestos y tendrán que adaptarse a una jornada de tres y no de cuatro turnos como era lo tradicional. Y en Metalgráfica 29 personas se mantendrán en sus casas hasta que la empresa finalice el estudio de mercado de acuerdo a los nuevos precios.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.