COMPARTE

AFP

Cesc Fábregas, que el lunes se mide con España a Italia en octavos de final de la Eurocopa, es la bestia negra de la Azzurra.

El centrocampista catalán de 29 años se ha enfrentado seis veces a Italia y nunca ha perdido contra ella.

El mejor momento de Fábregas con la selección española tiene una fecha, el 23 de junio de 2008, en la Eurocopa de aquel año. La Roja tenía ante sí superar el maleficio de cuartos de final, ante Italia, ante la que existía en los grandes torneos ciertas dosis de inferioridad.

El partido terminó sin goles. En los penaltis, habían fallado Antonio Di Natale y Daniele de Rossi, por Italia, y Dani Güiza por España. El quinto y decisivo lo tiraba Fábregas, y lo marcó. España ganó la tanda por 4-2.

“Ese es el día más importante en la historia de la selección española”, afirmó recientemente el capitán de la selección española, Iker Casillas.

Ese día España ganó la autoestima necesaria. Creyó en sí misma y en que podía cambiar la historia. Ese penalti había acabado con el maleficio de los cuartos de final.

A partir de ahí comenzó la época dorada española que le llevó a ganar esa Eurocopa de 2008, la de 2012 y el Mundial de 2010.

“Solo quería chutar para marcar y que se acabara todo, poder celebrarlo. Piensas en engañar al portero, vi que se iba para la izquierda y lo intenté tirar a la derecha. En los entrenamientos los lanzo por donde Buffon se tiró, pero se tiró antes y pude cambiar de lado… Es el primero que tiro desde los 15 años”, afirmó Cesc en aquella ocasión.

Fábregas tenía 21 años en aquel partido y llevaba seis sin lanzar. “El partido y el penalti fue un momento en que la vida te permite demostrar algo y quería demostrar que se puede confiar en mí, que puedo ser capaz de sacar adelante al equipo”, dijo en aquella ocasión.

– Penaltis decisivos –

En semifinales de la Eurocopa-2012, contra Portugal, volvió a lanzar en la definición contra los lusos, otra vez el quinto.

“Me dijeron de tirar el segundo pero dije que quería el quinto. Tenía una intuición. Cuando caminé hacia el punto de penalti le dije a la pelota que teníamos que hacer historia y que no me podía decepcionar”, explicó Fábregas hace cuatro años.

Cesc volvería a arruinar la fiesta a los italianos en la final de la Eurocopa de 2012, con el pase decisivo a David Silva en el primer tanto de un partido en que la Roja humillaría a su rival (4-0).

Aquel torneo de 2012 fue probablemente el mejor para Fábregas, en un puesto de falso nueve, en el que estuvo en el centro del campo y en la delantera, marcando dos goles.

Fábregas siempre tuvo problemas para encontrar un sitio en la selección española, debido a la competencia en el puesto con Xavi Hernández y Andrés Iniesta pero no ha faltado a ninguna gran cita desde el Mundial de Alemania-2006.

Y tiene un lugar preponderante en aquel Mundial de 2010 ganado por la Roja, ya que dio la asistencia a Iniesta en el gol de la victoria en la final contra Holanda (1-0).

Ahora querrá derrotar a su futuro técnico en el Chelsea, Antonio Conte, que dejará la selección italiana para tomar las riendas de un club que solo fue décimo esta temporada en la Premier League y no jugará competiciones europeas la próxima temporada.

“He estado estudiando sus anteriores equipos y es interesante porque ves que le gusta el fútbol ofensivo y sus equipos están muy bien organizados. Es un campeón y un competidor y eso es lo que necesitamos. Alguien que nos empuje y nos motive”, afirma Fábregas.

“Le gusta ganar y ganar y debemos estar preparados para eso. En Juventus juega diferentes sistemas”, añade.

Cesc Fábregas querrá que a Conte le vaya bien esta temporada, pero después de la Eurocopa.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.