COMPARTE

EFE

El chavismo y la oposición venezolana se lanzaron este martes mutuas acusaciones de fraguar un golpe de Estado desde sus respectivas trincheras políticas, un día después de que se anunciara el supuesto inicio de un diálogo entre los dos bandos con la mediación del Vaticano y de una comisión internacional.

El Gobierno acusó a la oposición de desarrollar un golpe desde la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de mayoría antichavista, mientras que, desde Cámara, se aprobó iniciar un proceso para determinar la responsabilidad política del presidente, Nicolás Maduro, en la “ruptura del hilo constitucional” en el país.

La supuesta ruptura democrática por parte del Gobierno de Maduro tendría que ver, según la oposición, con la suspensión, el jueves pasado, del proceso para activar un referendo para revocar al presidente por parte del Poder Electoral atendiendo a una solicitud de tribunales que a su vez responden denuncias del chavismo.

Mientras, dirigentes opositores negaron que el inicio del diálogo político sea el próximo 30 de octubre, como fue anunciado este lunes por el enviado del Vaticano, monseñor Emil Paul Tscherrig, y se han enfocado en llamar a los ciudadanos a participar mañana en una gran marcha, la “toma de Venezuela”, en protesta por la suspensión del referendo.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), monseñor Diego Padrón, aclaró hoy que el diálogo no iniciará ese día, sino que esa cita servirá para “poner los puntos sobre la mesa”.

El dos veces candidato a la Presidencia y principal impulsor del referendo Henrique Capriles reiteró el llamado a la movilización y recalcó que la “toma de Venezuela” se extenderá hasta que se “restituya el hilo constitucional”.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha asegurado que el Gobierno domina todos los poderes a excepción del Legislativo y de ahí que se haya suspendido el camino para recortar el mandato de Maduro.

Bajo estos y otros argumentos, la oposición parlamentaria discutió y aprobó hoy en una sesión especial iniciar un proceso para determinar la responsabilidad política de Maduro en la “ruptura del hilo constitucional” en el país y acordó citarlo a comparecer en la Cámara el próximo 1 de noviembre.

Según el jefe de la bancada opositora en la AN, Julio Borges, la citación al gobernante es para que “responda todas las argumentaciones y acusaciones” presentadas en su contra y para que “demuestre que se somete a la Constitución y al Parlamento”.

El presidente de la AN, Henry Ramos Allup, dijo en esa sesión que la próxima semana viajará junto a otros diputados opositores a la sede de la OEA para pedir la activación de la Carta Democrática y retó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, a cumplir sus supuestas amenazas y apresarlo.

“Qué va a hablar de respeto a la Constitución si se ha convertido en el principalísimo alcahuete de la violación reiterada de la Constitución por parte de este régimen”, señaló.

En esta misma jornada, el ministro de la Defensa leyó un comunicado en nombre de las Fuerzas Armadas en el que estas rechazan la existencia de un golpe de Estado en Venezuela por parte del Gobierno y acusó al Parlamento de pretender realizar “una incitación a la insubordinación o sublevación”.

Para Padrino, la supuesta ruptura del hilo constitucional denunciada por la Cámara busca “afectar gravemente la institucionalidad para derrocar el gobierno legítimamente constituido” de Maduro.

Además, las Fuerzas Armadas repudiaron que el Legislativo haya acordado solicitar a la comunidad internacional acciones contra Maduro y el hecho de que se le pida intervenir en asuntos que “solo competen a los venezolanos (…) bajo el fatuo argumento que supone una alteración de orden constitucional mediante un supuesto golpe”.

Entretanto, miles de chavistas marcharon este martes en Caracas para brindar apoyo a Maduro y darle la bienvenida por su regreso al país tras realizar una “gira relámpago” por países productores de petróleo para procurar un acuerdo que estabilice los precios del crudo.

En el marco de ese evento, Maduro convocó a una reunión para este miércoles del Consejo de Defensa de la Nación (Codena), integrado por los cinco poderes, para abordar la confrontación política que se ha acentuado en el país en los últimos días y exigió Ramos a Allup que asista a este encuentro.

El Ejecutivo, explicó Maduro, trabaja en un documento con varias recomendaciones que será revisado por el Codena en dicha reunión para que, afirmó, como “auxiliar del jefe de Estado, (este grupo) tome decisiones para encauzar las últimas aventuras de estos sectores que han pretendido desestabilizar Venezuela”. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.