COMPARTE

Felícita Blanco

Funcionarios de la subdelegación del Cicpc de Santa Mónica y la Fiscalía General investigan las circunstancias en las cuales murió un neonato en el Hospital Universitario de Caracas.

Estefany Itriago y su esposo Douglas García, atendieron las recomendaciones de varias personas y viajaron desde Valle Guanape, estado Anzoátegui, para que su primer hijo naciera en el HUC, porque era el que tenía “la mejor sala neonatal de todo el país”.

Habían tomado todas las precauciones porque el bebé venía con una malformación congénita (atresia duodenal) y debía ser intervenido, pero cuentan que su paso por el referido centro asistencial fue de “tortura y tratos inhumanos”.

El bebé nació el 19 de junio, y la operación para corregir la malformación fue retrasada durante diez días “por falta de insumos”, aunque ellos mostraron toda la disposición para conseguirlos por su cuenta. Luego de la primera intervención tuvieron que operarlo a los cuatro días porque se le abrió la sutura ya que era de mala calidad. Hubo una tercera operación y les dijeron que “esta sutura si es de buena calidad”.

En la sala de neonatos hay insalubridad. Al bebé lo bañaban con agua fría en un lavamanos. En el drenaje gástrico de la criatura encontraron gusanos, una sepsia (infección) generalizada se apoderó del frágil cuerpecito y el 19 de julio murió.

Estefany contó que cuando veía el vientre distendido de su hijito, le notificaba a la doctora, y ella le decía “son solo gases”. La realidad era que las heces se le habían regado por todo el cuerpecito. Del caso han sido notificados la Defensoría del Pueblo, Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, Vicepresidencia de la República, Directivos del HUC y otras autoridades.

El cadáver fue llevado a la morgue, donde le practicaron la autopsia.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.