COMPARTE

EFE

Al menos 600 venezolanos participan este sábado en Caracas en la cata de chocolate
más grande del mundo, hazaña con que inscribirán su nombre en el libro
de los Récord Guinness, que en 2015 también le certificó al país
caribeño una moneda de chocolate de 874 kilogramos.


Para este sábado, cuando se celebra en Venezuela el Día Nacional del
Cacao, la Fundación Nuestra Tierra organizó esta degustación masiva
donde centenares de comensales probarán los 36 kilogramos aportados, en
partes iguales, por tres casas productoras.

El chef de la
fundación, Yorkman Silva, aseguró a Efe que los participantes han sido
entrenados durante un año en varias degustaciones, tiempo durante el que
se han familiarizado con un método de “análisis sensorial” que busca
darle carácter científico a la experiencia en sí.

“Récord
Guinness no nos pedía que hiciéramos estas catas (previas), pero
nosotros dijimos: no, no puede ser algo como que yo recogí un poco de
gente, le di a probar y me dieron un Récord Guinness, (sino que)
quisimos darle nivel”, sostuvo el chef tras subrayar que se trata de la
instauración y no del rompimiento de una marca.

Silva detalló
que todos los participantes son mayores de edad por exigencia de
Guinness; hay jóvenes, adultos y ancianos, y cada uno recibirá en total
nueve gramos de cacao venezolano, considerado uno de los más exquisitos
del globo
y “el mejor del mundo” por los productores locales.

“(Los catadores) estarán sentados, probarán su chocolate,
una porción de tres gramos, llenarán el formulario, y deben limpiar su
paladar con una galleta de soda y un poquito de agua para pasar a probar
el siguiente chocolate y así sucesivamente”, explicó.

El chocolate
que se usará está constituido en un 70 por ciento de cacao por
exigencia de la fundación, y proviene principalmente de campos ubicados
en el céntrico estado Miranda donde operan las empresas Herencia Divina,
Cacao Macuare y +58, que cedieron lo que se degustará.

Herencia Divina es una compañía familiar que vende chocolate
artesanal en diferentes presentaciones, y que es hecho con cacao
cosechado en las regiones de Chuao y Macuare (costa), donde también se
surten de materia prima grandes chocolateras del país y del extranjero.

Cacao Macuare, en cambio, es una fundación que opera bajo la unión de
varias cooperativas y que asegura ofrecer un producto “con 300 años de
virginidad” y sin indicios de sabor amargo ni alteraciones químicas o
industriales.

Entretanto, +58 funciona por el empeño de tres
mujeres que, junto a sus hijos, trabajan el cacao desde la siembra hasta
sus llamativos envoltorios donde resaltan personajes como el escritor y
expresidente venezolano, Rómulo Gallegos, y otros aspectos “icónicos”
del país suramericano.

Cada una de estas casas, que donó 12
kilogramos para la cata, afirma que la participación será mayor que la
estimada, ya que podría acercarse incluso a 800 comensales, según
dijeron.

Esta degustación tendrá lugar en el Poliedro de
Caracas, un recinto con aforo para 15.000 personas, donde se lleva a
cabo hasta mañana la IV Expoferia Internacional del Chocolate.

El evento cuenta con 148 locales donde se exhibe principalmente chocolate
y cacao, y relacionados con ellos convergen pinturas, esculturas,
materiales de trabajo, fragancias, licores, ropa, calzado, música y
cualquier producto que la creatividad y el amor por el chocolate puedan unir.

Aunque Guinness exigió apenas 250 comensales para instaurar el
récord, los venezolanos se empeñaron en aumentar ese número y preparar a
los participantes con un objetivo específico.

“Queremos que
se vea que en Venezuela hay gente trabajando, hay gente que está
haciendo las cosas bien (…) que la gente conozca, que empiece a saber
que el chocolate venezolano va a tener calidad de exportación”, aseveró Silva.

El chef, que también participó en la tercera edición de la expoferia cuando coordinó la elaboración de la gigante moneda de chocolate
que certificó Guinnes entonces, apuesta por la posibilidad de que los
comensales puedan manejar sus reacciones al consumir chocolates.

“A veces comemos algo y nos recuerda un viaje que hicimos alguna vez,
o a nuestra abuelita, (pues) queremos enseñar a la gente a que no sea
algo casual, sino que sea un ejercicio que puedan hacer cada vez que
coman algo”, agregó Silva ya frente un grupo de personas que escuchaban
uno de los talleres que se imparten en la expoferia.

Con todo,
lamentó que en el último año se haya “estancado” la producción de cacao
criollo, cuya semilla dispone de la más amplia gama de variedades y es
de la mejor calidad en el planeta, según la Cámara de Productores y
Exportadores del Cacao de Venezuela (Capec).

“Hablamos del mejor cacao del mundo, nos falta trabajo extra para tener el mejor chocolate, pero vamos encaminados a eso”, añadió Silva.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.