COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]

Al fondo del salón el mensaje del Comandante reposa sostenido por un matero. “Comuna o nada”, Hugo Chávez. Se trata de una pancarta que sirve como adorno para la foto en la conferencia de prensa que está a punto de realizarse. Una mesa con jarrón aguanta el cartel para que no se caiga. Al frente, el chavismo de base en Carabobo se preparaba para hacer una petición firme: inclusión en la distribución de comida luego de la intervención del mercado mayorista.

La noche del jueves y la madrugada del viernes de la semana pasada se ejecutó la intervención del mercado municipal de Libertador. Se le llama también mercado mayorista de Tocuyito. La orden la dio el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Diosdado Cabello ante una multitud desecha en aplausos, ovaciones y silbidos de alegría. El objetivo: acabar con la corrupción y la especulación: o definida por el chavismo como la ‘Guerra Económica bachaqueril’.

No era una petición nueva. Los representantes de los denominados ‘frentes de lucha’ indicaron el miércoles que la solicitud la hicieron desde el 26 de mayo. Para el profesor Carlos Frías, de la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo, fue la presión que ejerció el chavismo de base la que terminaría en la orden de Cabello. No se trató del llamado Número Dos del chavismo.

Pero Wilmer Solano siente que, a siete días de la intervención, a la mesa le falta una pata. No han sido convocados para integrar un plan de distribución de las más de 200 toneladas de alimentos que, según la Superintendencia de Derechos Socioeconómicos (Sundde) fueron encontradas en el mayorista. “No queremos otra intervención gatopardiana”. Su temor es que los militares se queden con todo y los civiles.

A pesar que las bases del chavismo aseguran que no fue una medida improvisada sino trabajada desde mayo, no es sino hasta ahora cuando van a empezar a ser convocados. Eso incluso cuando el diputado de la Asamblea Nacional (AN) de Carabobo, Saúl Ortega, dijo el lunes de esta semana que lo incautado sería repartido en los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). No hubo organización previa, pues la primera reunión entre la dirigencia del PSUV y las bases se realizaría en la tarde del miércoles, donde hay ocho propuestas que gravitan en el mismo sentido: inclusión.

Los chavistas temen que lo incautado no les termine llegando (Foto Saúl Zerpa)

El poder popular es el que sufre las consecuencias, lamentó Solano. “Estamos solicitando que se nos incorpore a esa autoridad única que se estableció en el mercado”. Que se escuche al pueblo organizado, dijo mientras golpeaba la mesa con su puño izquierdo. Los demás asentían con sus cabezas. El pueblo está dando una lucha para que le transfieran el control de los centros, criticó. “No debe ser a los militares a los que se les entreguen las fábricas, sino al pueblo organizado”.

En Venezuela rige un decreto de Estado de Excepción renovado el viernes 13 de mayo de este año. Da al Estado la potestad del “diseño e implementación de mecanismos excepcionales para el suministro de insumos, maquinaria, semillas, créditos y todo lo relacionado para el desarrollo agrícola y ganadero nacional” a través de los CLAP.

¿Dónde está el Alcalde?

El documento de los frentes de lucha hace referencia a los actos que, por omisión, han hecho responsables a dirigentes del PSUV del modelo de reventa y especulación instaurado en el mayorista. Frías emplazó a responder al alcalde de Libertador, Juan Perozo, como administrador. En su opinión, es clara su responsabilidad como administrador del mercado que aglutina a más de 500 comercios.

Es como pretender quejarse del problema de la basura en Valencia y no señalar al alcalde Miguel Cocchiola, opinó el profesor izquierdista. “Todo lo pase dentro de la competencia de una autoridad, la hace culpable”.

Las intervenciones sin resultados no pueden volver a ocurrir, advirtió Solano. Ya pasó en 2005, cuando solicitaron la toma del Gobierno en los puertos para acabar con las mafias. “Y no pasó nada. Aquí no puede volver a pasar lo mismo. Para eso estamos organizados. Los militares tienen que mandar obedeciendo al pueblo”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.