COMPARTE

Heberlizeth González C. /@heberlizeth

La mayoría de los secuestradores que estarían operando en el norte de Valencia son hombres jóvenes. Su presunto líder, de apenas 23 años, tiene una mente criminal, al menos así lo describen sus víctimas. Fue capturado en febrero de este año. Al parecer fue responsable del homicidio de Alfredo Rodríguez (81). Se desconoce bajo qué medida salió en libertad para estar hoy, a escasos seis meses de su detención, nuevamente delinquiendo en las calles.

“Yumar”, así lo conocen. Es de 1.75m de estatura aproximadamente. De piel blanca, cabello negro, usa corte bajo, es delgado y muy habilidoso. A veces se pone agresivo, pero no mientras las víctimas cooperan. Tiene varios supuestos cómplices, entre ellos: “Harold” y  “Becker”. También son de Naguanagua. En ciertas ocasiones usan suéter con capucha para cubrirse. 

Tiene algunos años viviendo en Trincheras, donde supuestamente cometió el delito de homicidio contra Alfredo Rodríguez. El anciano fue hallado muerto dentro de su parcela en el sector Las Marías. Murió de un golpe contundente. Su asesinato fue atribuido a “Yumar”. Lo detuvieron en febrero, luego que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) esclarecieran el caso.

Otro sujeto es el conductor. Sigue las órdenes de “Yumar”. Le llaman “beta”. Soplan las puntas de las pistolas como acostumbran a hacerlo en las cárceles venezolanas.

¿Cómo operan?

Interceptan a sus víctimas. Se bajan tres hombres, con pistolas 9mm con cargador, de la camioneta donde se desplazan, las someten y se las llevan secuestradas. Recorren El Trigal, La Trigaleña, y otras zonas aledañas.

Bajo amenaza de muerte les ordenan que los lleven a su casa o apartamento. En el camino hacen un interrogatorio: ¿hay cámaras de seguridad? ¿hay dólares? ¿hay armas? Los agraviados son advertidos: dime la verdad. Puede ser peor. Hasta ahora no hay registro de algún caso con víctima fatal.

Un “gremio”

Aparentemente son muchos, la mayoría de Naguanagua. Todos se conocen, pero al parecer actúan por separado, como bandas distintas pero con el mismo modo de operar. Usan chalecos antibalas.

“Jorge Luis” y “Fre” serían otros de los encargados de hacer las negociaciones. Las mentes maestras. Sus aliados eran Diego Rafael Barrios (32), Wilfredo José Peña (23) y Henry Junior Villegas (27), abatidos la madrugada del miércoles tras un enfrentamiento armado con detectives del Cicpc en el barrio Güere de Naguanagua y en la autopista del Este.

Barrios, al parecer, era integrante de la banda “Los Quinteros” en Maracay. Cayó preso por el delito de robo y fue enviado a Tocorón donde pagó dos años. Fue beneficiado con el Plan Cayapa Judicial, implementado por el Ministerio de Asuntos Penitenciarios, dirigido por Iris Varela, y lo dejaron el libertad en diciembre, contó una fuente policial.

Diego Barrios era como un murciélago. Se escondía de día y salía en las noches.

El mismo día del enfrentamiento con el Cicpc, más temprano, Simón Brizuela fue asesinado de varios disparos por el hampa común en el sector Nueva Esparta de Naguanagua. Estaba evadido de Tocorón y era amigo de Barrios. Se presume que también integraba la banda de supuestos secuestradores. 

Hablan las víctimas

Alberto* iba con unos amigos en un carro la noche de este jueves, cuando pasaban cerca de la iglesia de San Antonio en Prebo, los interceptaron varios sujetos. Los sometieron y se los llevaron secuestrados.

Estuvieron por varias horas dando vueltas por la ciudad mientras concretaban el pago en dólares. Al pagar, los liberaron. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.