COMPARTE

Dayrí Blanco/@DayriBlanco07

La leucemia de Ana Teresa es condicionada por los apagones eléctricos. La niña de siete años debe esperar cuatro horas por unos cuantos papeles. Antes de las 6:00 a.m. estaba con su mamá en la puerta del consultorio de la hematóloga. Era la primera en la lista y la doctora llegó puntual como siempre a las 9:00 a.m. Pero pese a que la clínica se encuentra en un circuito con “respaldo”, de acuerdo al Plan de Administración de Carga de Corpoelec, a las 8:20 a.m. el corte se dio y se extendió hasta las 12:30 p.m. cuando pudo recibir los informes y planillas requeridas por el Seguro Social para su tratamiento.

“No tomamos las previsiones porque el cronograma explica bien que estamos en zona de respaldo”, se excusaba tímida e insistentemente la asistente de la especialista. Pero todos los respaldos de historias médicas y especificaciones están en la computadora.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, fue enfático en aclarar que las interrupciones excluían a los centros de salud. Al menos en Carabobo no ha sido así. Tampoco especificó si los hospitales públicos y privados tendrían el mismo tratamiento. Pero en el plan con los horarios de cortes se lee claramente en la página 12 que en el Bloque C de Carabobo, al que pertenece el Policlínico La Viña, la alimentación eléctrica de este centro de salud goza de respaldo.

Eso no se está cumpliendo. Desde el lunes el racionamiento se ha dado ajustado al plan de la zona. Dentro del Plan de Administración de Carga también se expresa claramente nombres de clínicas como la Guerra Méndez, en Valencia, y San Antonio de Padua, en Los Guayos, que no cuentan con el respaldo otorgado por Corpoelec. Los privilegiados en el papel son solo el Centro Ambulatorio Doctor Luis Guada Lacau de Naguanagua; el Centro Médico Cemet en Guaparo; el Policlínico La Viña en Valencia; las Clínicas El Morro y 24 Horas en San Diego y el Palacio de Justicia.

Sin luz, pero en protesta

María Milagros Ledezma trabaja en el Instituto de Urología de Valencia. Su decisión personal es salir a la calle a protestar cada vez que su jornada diaria se ve interrumpida por los cortes de cuatro horas. A su iniciativa se sumaron progresivamente la mañana del martes personal de distintas áreas de esa clínica y del Policlínico La Viña.

Doctores, enfermeros, bioanalistas y camareros. Todos tomaron la avenida Carabobo para exigir al Gobierno la reconsideración de la medida, tomando en cuenta que la vida de los pacientes está en riesgo. “La planta que tenemos es de emergencia no para cuatro horas diarias y menos por 40 días. Los pacientes se están muriendo, no podemos prestar servicio de laboratorio, se dañan los equipos. Ésta no es la vida que merecemos, es un colapso”.

Rafael Pifano, vicepresidente de la Cámara de Clínicas del Centro (Cacentro), detalló que las horas críticas son las de 8:00 a. m. a 12:00 p. m. y de 12:00 p.m. a 4:00 p.m. sin servicio eléctrico. En la mañana se paralizan pruebas diagnósticas que deben realizarse en ayuda y solo se puede programar una o dos cirugías al restituirse la electricidad pero con protocolos nuevos que deben ser coordinados con los anestesiólogos para una ayuna intermedia, tomando en cuenta que las operaciones se hacen desde la 1:00 p.m. o 3:00 p.m. Y cuando el corte es en la tarde se deben programar las entradas a quirófano muy temprano y en cantidades limitadas porque sin luz solo se puede activar la planta para culminar un procedimiento, no para iniciarlo.

Pese a ello, las emergencias con necesidad quirúrgica y que en condiciones normales se remitían a otros centros que atienden aunque el paciente corre el riesgo de las fallas mecánicas que puedan presentar las plantas. “Enviarlo a otra clínica implica que pueda llegar a una también sin electricidad”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.