COMPARTE

AP

Durante 11 minutos,
las abismales diferencias económicas entre Venezuela y Estados Unidos no
existieron. Al menos sobre una cancha de básquetbol en los Juegos Olímpicos de
Río.

El equipo
venezolano, sin su máxima estrella Greivis Vázquez, jugó con gallardía y le
plantó cara a las estrellas de la NBA a quienes tuvo abajo en tres ocasiones
durante ese lapso, aunque al final el poderío de los estadounidenses se hizo
patente y el partido acabó en una paliza de 113-69 que refleja la distancia
entre ambas selecciones.

“Nosotros no
salimos a la cancha pensando en eso”, dijo el pívot Gregory Echenique
sobre las diferencias presupuestales en ambos. “Nos sentimos al mismo
nivel que ellos, sabemos que son súper estrellas pero los vemos como humanos,
aunque después te das cuenta que competiste ante gente que ves en la
televisión. Nosotros nos vamos contentos de que les dimos batalla a pesar de
todo”.

Venezuela tuvo
delanteras magras de 11-10 tras un enceste de Echenique, de 14-13 luego de otra
canasta de Néstor Colmenares y de 16-15 luego de un tiro de Heissler Guillent.

Todo eso en el
primer parcial, que terminó 18-18.

“Esos breves
minutos estuvimos ahí con ellos, pero luego cometimos errores que nos costaron
e hicieron que el partido se alejara”, dijo el base David Cubillán.
“Nosotros somos un equipo competidor y salimos a jugar fuerte, pero ellos
son los primeros del mundo y lo mostraron sobre la cancha. No queda más que
pasar la página”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.