COMPARTE

María Eugenia Espinoza

La Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela y la Asociación de Cronistas del estado Carabobo, manifestaron su apoyo firme al doctor Asdrúbal González, cronista oficial de Puerto Cabello, quien de manera arbitraria fue destituido al margen de las normas y procedimientos que rigen al respecto.

La presidenta de la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela, Victoria Fuentes, indicó que el doctor González sufre el retardo procesal del tribunal de su reincorporación como Cronista Oficial, lo que a su criterio evidencia la violación de sus derechos fundamentales, sin tomar en consideración que Asdrúbal González es una persona de la tercera edad que ha entregado su vida a la causas de la educación, la cultura, la historia y la crónica.

Julio Centeno, cronista de San Diego y presidente de la Asociación de Cronistas del estado Carabobo, junto a Evencio Díaz, cronista de San Joaquín y la presidenta de la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela extendieron el llamado al Ministerio Público, defensor de la legalidad, promotor de la justicia en el contexto histórico, cultural y social para que en el caso de Asdrúbal González se actúe con juridicidad y la legalidad como lo prescribe la ley.

Los declarantes señalaron que el cronista oficial de Puerto Cabello es asesor jurídico y miembro activo de la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela, Individuo de Número miembro correspondiente de la Academia de la Historia por el estado Carabobo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.