COMPARTE

AP

El gerente general de Houston, Jeff Luhnow, recuerda la
primera vez que vio jugar a Yulieski Gurriel hace una década en un torneo en
Amsterdam.

Entonces lo imaginó jugando en
las Grandes Ligas, y ese sueño se convirtió en realidad el sábado, cuando el
agente libre cubano firmó un contrato por cinco años y 47,5 millones de dólares
con los Astros.

“Poder traerlo en el
mejor momento de su carrera… es algo tremendo para nosotros”, dijo
Luhnow. “Probablemente es el día más emocionante desde que estoy aquí,
excepto por el triunfo del wild card contra los Yanquis”.

Un sonriente Gurriel fue
presentado oficialmente a la prensa, sentado al lado de Luhnow detrás de una
mesa cubierta con las banderas de Estados Unidos y Cuba. El infielder se
abotonó lentamente su nueva camiseta, sin dejar de sonreír.

“No tengo palabras para
describir este momento”, dijo.

Gurriel era uno de los agentes
libres internacionales más cotizados desde que se fue de Cuba en febrero
mientras competía en la Serie del Caribe en la República Dominicana. El
toletero de 32 años fue declarado agente libre el mes pasado.

Gurriel dijo que hubo momentos
en los que llegó a duda si jugaría en las mayores.

“Siempre tuve la
esperanza de jugar en Estados Unidos”, señaló. “Pero siempre parecía
algo muy lejano… toda la vida soñé con estar aquí y jugar con peloteros de
Grandes Ligas”.

Los Astros dijeron que
gestionan la visa de trabajo de Gurriel. Después, el cubano irá a las menores
para prepararse para enfrentar pitcheo de Grandes Ligas por primera vez en su
carrera. Por ahora, se irá al centro de entrenamiento de pretemporada del
equipo en Florida.

Aunque no hay un plazo para su
debut en las mayores, Luhnow está seguro que será esta temporada.

“Sin duda”, dijo.
“Uno de los motivos por el que trabajamos tan duro para concretar el
acuerdo lo más rápido posible era que Yuli quiere formar parte de la puja por
los playoffs este año”.

Los Astros enderezaron el bote
después de un mal comienzo de temporada, y antes de los partidos del sábado
estaban a cuatro juegos y medio del líder Texas en la División Oeste de la Liga
Americana, y a un puesto del segundo boleto de wild card.

Gurriel, quien participó con
Cuba en los Juegos Olímpicos de 2004 y 2008, puede jugar como antesalista,
segunda base y campocorto. Luhnow indicó que después determinarán cuál será su
posición principal.

En 15 temporadas en el béisbol
cubano, bateó .335 con 250 jonrones y 1.018 remolcadas. La campaña pasada,
bateó .500, con 15 cuadrangulares y 51 impulsadas en 49 partidos con
Industriales.

“Creo que él era la
estrella cubana que todos esperaban que estuviese disponible para los equipos
de las mayores”, dijo Luhnow. “Tiene una combinación de producción al
bate bastante impresionante, con poder, velocidad y promedio, y la capacidad
para recibir boletos y evitar ponches, todos los elementos claves para ser
exitoso en las mayores”.

“Es un pelotero de cinco
herramientas con 15 años de un éxito increíble a nivel internacional… se
trata de la combinación que uno quisiera si fuese a diseñar un pelotero”,
agregó.

Aunque será un novato de 32
años, los Astros esperan que Gurriel ejerza un papel de líder veterano en un
camerino que incluye a varias estrellas jóvenes latinas, entre ellas el
torpedero puertorriqueño Carlos Correa.

“Su personalidad es
exactamente la que buscas para un jugador en tu equipo”, dijo Luhnow.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.