COMPARTE

EFE

La Policía Federal brasileña detuvo este martes al exsenador Gim Argello, un hombre de negocios y político cercano a la presidenta Dilma Rousseff, en el marco de una nueva fase de las investigaciones sobre la corrupción en la estatal Petrobras.

Argello fue detenido en su residencia de Brasilia, al tiempo que agentes de la Policía Federal realizaban otras operaciones en Río de Janeiro y Sao Paulo, entre otras ciudades, según un comunicado de la institución.

Según fuentes policiales citadas por medios locales, la detención de Argello se debería a sospechas de que, hace unos dos años, cuando aún ocupaba un escaño en el Senado, aceptó millonarios sobornos para obstaculizar el trabajo de una comisión parlamentaria que debía investigar la corrupción en Petrobras.

Las sospechas se desprenden de una delación hecha por el exjefe del oficialismo en el Senado Delcidio Amaral, quien fue detenido a fines del año pasado y, entre muchas otras cosas, también confesó que participó en maniobras para distorsionar las investigaciones en esa comisión del Senado que debía investigar el caso Petrobras.

Argello, de 54 años, es un hombre de negocios de Brasilia que ha hecho una enorme fortuna con negocios inmobiliarios.

Tiene una estrecha amistad con la presidenta Rousseff, de quien fue vecino en la Península de los Ministros, un exclusivo barrio de Brasilia, donde muchas veces eran vistos paseando juntos por la mañana, por un camino que bordea el lago Paranoá.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.