COMPARTE

Alfredo S. Flores|@alfredoflores96

El aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro es para la diputada a la Asamblea Nacional dirigente nacional de Cuentas Claras, Dignora Hernández, el nuevo “pote de humo” del mandatario para distraer a los venezolanos del revocatorio. Esto no resuelve el hambre y la miseria en la que vive nuestro pueblo, enfatizó.

Hernández destacó que el Gobierno de Nicolás Maduro sabe muy bien que este incremento salarial no resolverá la crisis venezolana. “A los empleados no les alcanzará y los desempleados no alineados con el PSUV no tendrán la posibilidad de ser beneficiados por la política de venta de alimentos, es decir, que ninguno de estos sectores podrá cubrir sus necesidades más inmediatas”.

La parlamentaria explicó que el Gobierno es el único responsable del hambre que se desató por todos los rincones del país y que golpea a la población, pero es aún más inclemente con los niños, adolescentes, jóvenes, embarazadas, discapacitados y adultos mayores. Dijo que son tan indolentes que solo crean “potes de humo” para dar la falsa sensación de estar resolviendo la crisis a la que por cierto no reconocen como hija legítima de la revolución.

Hernández señaló que el Gobierno ha perdido la sensatez. Ahora anda sin brújula y sin alma castigando a la población por el simple hecho de exigir el derecho constitucional a revocarlo. “Sus acciones vician cada vez más el espíritu democrático y lo colocan por encima de la ley,  ya nada les importa”, lamentó.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.