COMPARTE

En
las últimas 72 horas los partidos de la coalición opositora agrupados en la Mesa
de la Unidad Democrática,  debatían si
era conveniente ir al virtual “encuentro de acercamiento” con el
representante del Vaticano, Emil Paul Tscherrig, y del gobierno, y cuáles
serían los temas por proponer.

El
secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, anunció  que darán prioridad a la agenda electoral (el
revocatorio y comicios generales), sin dejar de lado la libertad de los presos
políticos, la restitución del orden constitucional y la ayuda humanitaria.

Sin
embargo, el analista Aníbal Sánchez alertó que unos comicios generales
(presidente, Parlamentos, regionales y municipales) podrían tardarse 166 días
si se toma como referencia el proceso del pasado año  2000, que se suspendió a pesar de que el
Consejo Nacional Electoral garantizaba que serían el 28, 28 de mayo y se hizo
el 30 de julio.

Por
ahora, la cita será en Caracas y no Nueva Esparta, y se busca un sitio
neutral, pues no había acuerdo si iban a la Conferencia Episcopal o al
hotel Meliá, indicaron a medios nacionales algunas fuentes ligadas a ambos
sectores.

Los que no van

 La decisión de asistir no es unánime.  La dirigencia de Acción Democrática y
Voluntad Popular advirtió que no están  dispuestas a sentarse con el gobierno y, si
uno no va.

La
advertencia va en sintonía a lo expresado por los líderes de Primero Justicia y
Un Nuevo Tiempo: “nosotros no vamos”.

Esta
falta de consenso, obligó a la MUD a informar  su posición sobre si ir a la reunión con el Vaticano.  Y será este sábado cuando tomen una decisión.

“No
tiene sentido reunirnos, independientemente de si se trata de un “prediálogo”,
si no hay condiciones. Negar el revocatorio es descartar el diálogo. No tenemos
nada que ceder porque los derechos se defienden”, afirmó el concejal de
VP, Alfredo Jimeno, quien señaló que su partido convocó  a una reunión para decidir.

La
diputada Dignora Hernández (Cuentas Claras) lo secunda y exige reglas, una
agenda precisa y que, al final, se suscriban acuerdos que sean respetados por
las partes, en particular del gobierno, del cual desconfía: “Miraflores
está en un punto de inflexión y por eso busca hablar. La MUD debe determinar
con quién, para qué será el diálogo y a quién beneficia. Aun cuando tengamos
reservas sobre los dialogantes, debemos oírlos para saber qué piensan porque detrás
de la ira, se esconde el miedo”.

Zapataro:
“hay que mira a largo plazo”

En
medio de la diatriba, desde Madrid, el ex presidente de España, José Luis
Rodríguez Zapatero, considera necesario que las partes (gobierno y oposición)
“miren a largo plazo”, pero no mencionó al revocatorio como una
opción.

“Urge
un consenso esencial en Venezuela; que se apueste por el diálogo y se asuma la
necesidad de refundar la convivencia, la concordia, la coexistencia política
básica y de refundar acuerdos para la funcionalidad política y el desafío
económico”, indicó quien viaja dos veces al mes a Caracas como mediador de
Unasur. “Hay que evitar en este país amigo, tan importante política y
económicamente, que se vaya a un precipicio de conflicto”, alertó.

Con
información de MUD 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.