COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]

Francisco Ameliach y Carlos Santafé fueron amigos. El segundo lo reconoce en entrevista con El Carabobeño. Sucedió cuando eran compañeros en la Asamblea Nacional (AN). Pero desde que uno es gobernador de Carabobo y el otro secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) esa relación se congeló, asegura Santafé.

Ameliach dijo el miércoles que mantenía comunicación constante con dirigentes opositores y que gracias a eso se había logrado garantizar la paz en Carabobo. “Eso es una travesura discursiva, por lo menos que yo sepa, el gobernador no ha dialogado con la MUD. Habría que  constatar con dirigentes de otros partidos” dijo el director de la coalición opositora a menos de 24 horas de la filtración que hiciera el gobernador sobre acercamientos que, por no decir secretos, no habrían sido anunciados por ninguno de los dos bandos políticos.

Santafé no desestima el diálogo. Cree en que es la única manera democrática de resolver problemas. El hoy dirigente de la MUD proviene del partido Movimiento Al Socialismo (MAS) que apoyó al Gobierno de Hugo Chávez y se separó dos años después que asumió el poder, tampoco acompaña a su heredero, Nicolás Maduro. Pero el MAS tampoco ha encontrado acomodo en la oposición, por lo que no pertenece a la MUD. Son, como se autodenominan, una tercera vía. Santafé, ahora coordinador regional adjunto de Primero Justicia fue elegido secretario de la MUD en Carabobo el martes 10 de mayo de este año.

Armando Amengual fue tajante. “Le puedo asegurar que no”, respondió ante la pregunta sobre si Primero Justicia había conversado con Ameliach. El secretario de organización del partido dijo que lo que busca el gobernador es sembrar cizaña entre los partidos de la MUD. Al declarar sobre acercamientos, el gobernador intenta distraer la atención sobre el objetivo de la coalición opositora: referéndum revocatorio presidencial en 2016.

Hay razones para hacerlo. Primero Justicia, principal partido promotor de la idea del revocatorio presentó una encuesta en la que advierte que 74% de la población de Carabobo está en índices de pobreza y desnutrición. “Eso es lo que queremos revocar”. Amengual se imagina sentado en una mesa con el gobernador únicamente si se dan las condiciones que pide la MUD: máquinas electorales suficientes y fecha para la recolección del 20% de las voluntades.

Ameliach precisó que hay un pequeño grupo dentro de la MUD que no quiere dialogar. Que apuesta por una salida violenta a la crisis de gobernabilidad. Pero que el oficialismo quiere paz. A Santafé le agrada que el gobernador haya cambiado su parecer, o al menos el tono de su discurso: recordó la frase “ataque fulminante”, que pronunció el gobernador en 2014. Luego de ello se produjo la muerte de Génesis Carmona, una estudiante. “La garantía de paz somos nosotros y el revocatorio, gobernador”, respondió Amengual.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.