COMPARTE

Sara Pacheco

Eran las 8:30 de la mañana cuando los vecinos adyacentes a la avenida Cuatricentenario, sector Los Nísperos, escucharon varias detonaciones. Algunos más próximos a una panadería famosa en la zona, se resguardaron. Otros, como los trabajadores de un autolavado improvisado, esperaron a que cesara el ruido y continuaron su trabajo como si nada. Los robos no sorprenden a muchos.


Establecimientos privados de venta de arepas, son concurridos los fines de semana y este no fue la excepción. Un hombre bien vestido, con camisa manga larga y jean, ingresó al local. Al acercarse a la cajera le informó que había dejado su tarjeta. Quienes lo escucharon no les pareció sospechoso. El hombre salió del local y regresó con un acompañante. En vez de dirigirse nuevamente a la caja, abordaron a una pareja que empezaba a comer.

Enseñaron las pistolas guardadas en sus cinturas y les obligaron a mantenerse tranquilos mientras los revisaban. Posteriormente revisaron las demás mesas. Se llevaron en mayor escala teléfonos celulares. Sin embargo, no notaron que el hombre de la primera mesa que robaron estaba armado, pues era un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), quien además, esperaba a los compañeros de una comisión para desayunar.

Al salir del lugar, la comisión estaba pasando. Notaron la situación y dieron la voz de alto. Los sujetos pretendían huir en la motocicleta donde llegaron. Una Bera color negro, sin placa. Pero antes dispararon contra los funcionarios, y se generó un intercambio donde resultaron heridos. Uno cayó junto a la moto. El otro logró correr a la avenida y montarse en un camión que transportaba naranjas. El conductor frenó debido a las señas que hacían los transeúntes y demás conductores. Fue inmediatamente aprehendido por los funcionarios. Ambos fueron trasladados a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera, donde llegaron sin signos vitales.

Funcionarios del Cicpc realizaron las investigacione e inspecciones correspondientes en la escena. Igualmente, efectivos de la Policía Municipal de Valencia, resguardaron la zona. Uno de los implicados fue identificado como Lenin Daniel Infante Guzman, el nombre del segundo está por determinarse.

Los curiosos no se hicieron esperar. Más de una persona aseguró que la situación no es nueva. Los robos, en esa zona en particular, aunado a secuestros, se han hecho cada vez más frecuentes. En ocasiones bajo la mirada cómplice de algunos funcionarios. Una señora, quien pidió el anonimato, detalló que al menos una vez al mes los locales cercanos son robados, siempre por dos hombres a bordo de una moto negra sin placas. Se desconoce si se trata de los mismos delincuentes.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.