COMPARTE

EFE

El
Departamento de Estado de EEUU autorizó este martes la venta de más de un centenar de tanques, vehículos
acorazados y otro material de infantería
a Arabia Saudí por valor de 1.150
millones de dólares.

En un comunicado, la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad, que anuncia
las ventas militares al extranjero, detalló que la venta incluye 153 tanques
Abram.

De esos carros de combate, 133 irían destinados a la conversión de esas
unidades en la versión saudí del Abram, y 20 reemplazarían otros tantos
vehículos dañados en el campo de batalla.

La autorización incluye también la venta de 20 acorazados Hércules ARV,
centenares de metralletas de diverso calibre, más de un centenar de
lanzagranadas, dispositivos de visión nocturna y munición.

El contrato total, que cubre mantenimiento y reparación, asciende a los 1.150
millones de dólares.

En el comunicado, el Departamento de Estado especificó que esta venta hará que las fuerzas de tierra de los Ejércitos de
Arabia Saudí y EEUU operen mejor
, y subrayó que es una declaración del
compromiso de Washington con la seguridad y modernización de las fuerzas
saudíes.

El Congreso de EEUU fue notificado ayer de la venta, que ha sido aprobada pero
aún no completada.

La autorización de la venta se da en un momento en el que las fuerzas saudíes
lideran una coalición militar para desplazar a las milicias hutíes, aliadas de
Irán, de Yemen.

Esa coalición ha sido criticada por grupos de derechos humanos por su impacto
en las vidas de civiles. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.