COMPARTE

EFE

La belleza del universo a través
de espectaculares imágenes del poder de la naturaleza con la sugerente voz de
Cate Blanchett como narradora son el sueño cumplido para Terrence Malick, tras
toda una vida persiguiendo un proyecto complejo que tuvo que esperar décadas a
la tecnología adecuada.

No en vano, el documental
presentado hoy en Venecia en la competición oficial se llama “Voyage of
Time: Life’s Journey” (Viaje en el tiempo: el trayecto de una vida).

Tras hacer “Days of
Heaven” (“Días del cielo”, 1978), Malick ya habló de este
proyecto, que perseguía desde siempre, con los productores Grant Hill y
Sophokles Tasioulis, que fueron los encargados de presentar la película en una
rueda de prensa en la Mostra.

“Quería dar su visión del
universo y del espacio”, explicó Hill, pero hasta hace cinco años no contó
con la tecnología necesaria para plasmar la idea que tenía en la cabeza.

Además ha sido un arduo trabajo
ya que “cada plano se ha investigado científicamente”, consultando con
cosmólogos, biólogos o paleontólogos, precisó Tasioulis.

El resultado es “una visión
basada en la ciencia”, un documental “muy poético, un viaje emocional
y fascinante que demuestra que detrás hay un director único y tremendamente
creativo”, añadió.

Una voz en off, la de Blanchett,
dice: “Madre”, mientras la pantalla aún está en negro. El cielo
aparece y unas cuantas imágenes de vagabundos, locos, ancianos solitarios o
refugiados hacen que la actriz reflexione, “¿Dónde te has ido?”

A continuación, una sucesión de
espectaculares imágenes del espacio, de la naturaleza en estado puro, con su
brutalidad y su belleza.

Volcanes, acantilados, nebulosas,
planetas, cascadas, desfiladeros, montañas amenazadoras o géiseres que durante
más de 20 minutos y sin palabra alguna muestra nuestro universo sin filtros.

Las palabras de Blanchett vuelven
intermitentes, escasas y para resaltar solo algunas ideas de lo que se ve en la
pantalla, que muestra peces de aspecto prehistórico pero también alacranes,
niños, embriones, fiestas, tumbas y más refugiados: “¿Puede una madre
olvidar a su hijo?”.

Para cerrar de nuevo con esa
“Madre” que suena profunda y ausente a la vez en la voz de Blanchett,
narradora de la versión de 90 minutos que se estrenará en los cines, mientras
que Brad Pitt es el encargado de narrar la de 45 minutos que se ha hecho para
los cines IMAX.

Se probaron muchos actores y se
decidió que hubiera dos narradores diferentes, indicó Tasioulis.

La versión de IMAX es más
racional, tiene más explicaciones porque es más educativa, y consideraron que
iba mejor una voz masculina, mientras que para la del cine convencional la de
una mujer casaba mejor con el viaje emocional que Malick propone.

Un Malick ausente de Venecia,
como ocurre siempre con el director de películas como “El árbol de la
vida” o “La delgada línea roja”, una opción muy personal para
alguien que solo “quiere ser un artista” y al que supera la presión
del público.

Y ese afán se ve en “Voyage
of Time: Life’s Journey”, donde ha llevado al extremo su búsqueda de un
lenguaje creativo cada vez más puro y con menos palabras, agregó Tasioulis.

Un documental inspirado en la
filosofía y la historia que obsesionan a Malick y que es más interesante desde
el punto de vista científico que cinematográfico.

Las imágenes impresionan y
demuestran la fragilidad del ser humano y es eso lo que mantiene la atención de
los espectadores, que en Venecia acogieron bien la película pero sin demasiado
entusiasmo. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.